Bolivia Oruro

Familia denuncia presunto intento de extorsión en el lado boliviano de la frontera con Chile

Familia denuncia intento de extorsión en lado boliviano de la frontera
La frontera entre Bolivia y Chile / Archivo Internet
La familia, cargando aún con todo su equipaje, se dirigió posteriormente a la Defensoría del Pueblo para presentar la denuncia correspondiente.

Ivone Flores, con lágrimas en los ojos y acompañada de su esposo y su hija de nueve años, denunció el supuesto cobro irregular que intentaron hacerle la jornada precedente en el lado boliviano de la frontera con Chile.  

De acuerdo con el relato de Flores, ella y su familia partieron desde Santiago; en el lado chileno de la frontera presentaron toda su documentación en orden y no tuvieron ningún problema para cruzar. Sin embargo, en el lado migratorio boliviano les dijeron que había un problema con su esposo, quien es de nacionalidad chilena.

En horas de la tarde, funcionarios de Migración le explicaron que la irregularidad con su esposo era que ingresó al país el 2016, pero que no registró su salida, pese a que ese viaje lo realizó junto con su familia, y ni ella ni su hija tuvieron el mismo problema.

Pese a que la mujer trató de explicar la irregularidad y enfatizó en que seguramente era un error del sistema, los funcionarios le dijeron que la multa por quedarse ilegalmente en el país es de 16 dólares por día, y que debido al transcurrir de los años su esposo debía mucho dinero.

Según Flores, después de hacerlos entrar en un ambiente los funcionarios se dirigieron a ella de la siguiente manera:

La denunciante del hecho, Ivone Flores / LA PATRIA

“La vamos a ayudar, estamos arriesgando nuestras cabezas por esto, páguenos 6.000 bolivianos y nosotros le timbramos a su esposo para que pase, incluso tal vez puede alcanzar a su bus”.

Después de muchos reclamos por parte de la mujer, los funcionarios le dijeron que al menos pagara 1.000 bolivianos, a lo que también se negó rotundamente.

“Ellos sabían lo que tenían que hacer, porque las personas que nos quisieron sacar la plata se pusieron un chaleco para cubrir sus identificaciones. No nos dejaron usar teléfonos y a mi hija la echaron afuera cuando ya era de noche”, declaró a LA PATRIA Radio, al mismo tiempo de precisar que tampoco quisieron timbrar su pase ni el de la menor de nueve años.

Después de recibir la ayuda de algunas personas para cruzar la frontera llegó a Oruro pasada la media noche, donde también tuvo problemas para conseguir un alojamiento debido a que su esposo y su hija son extranjeros.

“Cómo pueden estar trabajando así, qué clase de gente tienen en la frontera. No era poca la suma que nos querían sacar, a mí que soy boliviana me negaron el derecho de visarme. Mi propio país me dio la espalda”, lamentó flores muy acongojada. Tras la denuncia hecha en este medio, se realizaron las gestiones para que la familia presente su denuncia ante la Defensoría del Pueblo; la pareja también advirtió que se dirigirían a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, por el trato inadecuado que sufrió su hija en la frontera.     

/ LMPT