Economía y Finanzas EEUU Internacional Mundo Noticias

EE.UU. entra en recesión técnica tras sufrir una caída del 0,2% del PIB en el segundo trimestre

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden / MICHAEL REYNOLDS
Un signo de fortaleza del país norteamericano es su mercado laboral puesto que creó 372.000 nuevos empleos no agrícolas en junio, después de los 384.000 de mayo.

El producto interior bruto (PIB) de Estados Unidos se contrajo un 0,2% en el segundo trimestre de 2022 respecto a los tres meses anteriores. La economía estadounidense entró en recesión técnica al sumar dos trimestres consecutivos de caídas, según informó este jueves la Oficina de Análisis Económico del Gobierno de ese país (BEA, por sus siglas en inglés).

La contracción es inferior a la registrada en el primer trimestre del año, cuando alcanzó el 0,4% respecto a los tres últimos meses de 2021. En comparación interanual, la caída de la economía estadounidense fue del 0,9%, también menor a la sufrida entre enero y marzo, cuando llegó al 1,6%.

La Oficina señaló que la caída del segundo trimestre se produjo en un contexto de continua inflación, bajo desempleo, tipos de interés al alza y problemas persistentes en las cadenas de suministro, según informó Invertia.

El PIB de EEUU aún es un 2,5% superior al nivel prepandemia / EUROPA PRESS

RECESIÓN TÉCNICA

La organización indicó que la disminución del PIB reflejó la bajada de la inversión privada, la inversión fija y el gasto del gobierno, tanto federal, como estatal y local.

Cuando un país tiene dos trimestres consecutivos en negativo entra en una recesión técnica, algunos expertos prefieren no describir esta situación como una verdadera «recesión», tal y como defiende la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés).

“Una disminución significativa de la actividad económica extendida por toda la economía, que dura más de unos pocos meses, normalmente visible en la producción, el empleo, los ingresos reales y otros indicadores», definió la institución.

Un signo de fortaleza del país norteamericano es su mercado laboral puesto que creó 372.000 nuevos empleos no agrícolas en junio, después de los 384.000 de mayo.

Pese a esta recuperación, todavía existe 524.000 puestos de trabajo menos que antes del estallido de la pandemia de coronavirus, en febrero de 2020.

Se conoció el dato de PIB un día después de que la Reserva Federal de EE.UU. (FED) incrementó por cuarta reunión consecutiva los tipos de interés. El banco central estadounidense lo hizo en 75 puntos básicos con el objetivo de reducir la inflación.

El mercado descuenta una subida de 50 puntos básicos para la reunión de septiembre y que los tipos alcancen el rango de entre el 3,25% y 3,5% a finales de 2022.

PREVISIONES

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, señaló que la economía estadounidense se «desacelera», pero indicó que los datos no anuncian una recesión.

«No digo que evitaremos definitivamente una recesión, pero creo que existe una vía para mantener el vigor del mercado laboral y bajar la inflación», destacó.

Los expertos esperaban un crecimiento del 0,5% en el segundo trimestre respecto al mismo periodo del año anterior. Pero las estimaciones oscilaban entre una contracción del 2,1% y un crecimiento del 2%.

/NVY