Bolivia Impacto Noticias Oruro

Guardaparques del Sajama se declaran en emergencia por impago de sueldos

Trabajadores del Parque Sajama se declaran en emergencia
El Parque Nacional Sajama / Fuente Internet
De los nueve guardaparques de Oruro solo dos reciben su sueldo del Estado, y no tuvieron retrasos en el pago de sus salarios.

Los guardaparques del Parque Nacional Sajama se declararon en estado de emergencia la presente jornada, debido al retraso en el pago de sueldos que depende, prácticamente en su totalidad, de donaciones de la Unión Europea (UE) al Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap).

La directora del Parque Nacional Sajama, Erika Pinto, afirmó que desconoce los motivos exactos de los retrasos de la cooperación europea en la gestión de los recursos económicos.

“Nos estamos retrasando en el desembolso de este monto económico que siempre la Unión Europea ha dado al Sernap; y es por ese sentido que se está retrasando un poco en el pago de los salarios de los guardaparques que están a contrato. Sin embargo, los que son (contratados con los recursos del) Tesoro General de la Nación (TGN), es decir, los que tienen el ítem, se les ha cancelado en el debido momento”, declaró Pinto a radio Fides.

El Parque Nacional Sajama / Internet

En Oruro existen nueve guardaparques y sólo dos de ellos reciben sueldos del Gobierno nacional, el resto de estos funcionarios dependen de las donaciones de la Unión Europea, quienes son los mayores perjudicados por el retraso en la gestión de los recursos económicos.

La Directora del Parque Nacional Sajama lamentó que desde el nivel central del Estado se destinen tan pocos recursos económicos, que apenas alcanzan para cubrir los honorarios de solo dos personas que se dedican a cuidar la biodiversidad en esa región del país.

Durante la pasada jornada, los guardaparques del Parque Nacional “Noel Kempff Mercado” también se declararon en estado de emergencia, además, decidieron replegarse después de que las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA) no atendieron sus demandas ni dieron respuesta a sus otras demandas.

El pliego petitorio de los trabajadores de esta zona protegida incluyó la mejora de las condiciones de trabajo, seguro de vida, además del apoyo constante de las Fuerzas Armadas y la Policía boliviana para cuidar las áreas protegidas de avasalladores.

/ LMPT