Chile Internacional Noticias

Boric afirma que hay «acuerdo» para reformar propuesta de nueva Constitución en Chile

El Presidente de Chile, Gabriel Boric / EFE
La derecha y parte de la centro izquierda votará en contra al considerar al nuevo texto como "radical", mientras que la izquierda hará campaña a favor del "Apruebo", aunque distintas voces están reclamando un gran pacto para reformar los aspectos más conflictivos.

El Presidente de Chile, Gabriel Boric, señaló este lunes que la propuesta de nueva Constitución que se someterá a plebiscito en septiembre «no es perfecta», pero que hay «acuerdo» en la coalición oficialista para mejorar el texto una vez sea aprobado.

«Tenemos acuerdo entre todos quienes apoyan al gobierno de que es posible mejorar», afirmó el mandatario a los medios tras un acto oficial.

Boric, quien fue uno de los principales impulsores del actual proceso constituyente cuando era diputado en 2019, repitió un verso del cantante Pablo Milanés que había usado la expresidente Michelle Bachelet la semana pasada para reafirmar su postura a favor del nuevo texto.

«Como dijo la expresidente, no es perfecta la propuesta constitucional, pero se acerca a lo que siempre soñé. Todo es perfectible, y vamos a llevar adelante ese proceso después del plebiscito», manifestó el gobernante.

Los chilenos están llamados a las urnas el próximo 4 de septiembre para decidir si desean aprobar la nueva Constitución o mantener la actual, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y reformada parcialmente en democracia.

La derecha y parte de la centro izquierda votará en contra al considerar al nuevo texto como «radical», mientras que la izquierda hará campaña a favor del «Apruebo», aunque distintas voces están reclamando un gran pacto para reformar los aspectos más conflictivos.

La nueva norma declara a Chile un Estado social de derecho, plurinacional, regional y ecológico, y consagra derechos como salud pública y universal, educación gratuita, mejores pensiones y acceso a la vivienda y al agua.

El “derecho” al aborto, el carácter plurinacional del Estado y la eliminación del Senado son algunos de los temas incluidos en el texto que generan más controversia.

Durante meses, los sondeos dieron por vencedora la opción de aprobar el nuevo texto, pero las principales encuestas señalan ahora una mayor preferencia ciudadana hacia mantener la ley actual.

Boric descartó además las acusaciones hechas por la derecha en su contra por supuesto intervencionismo en la campaña e indicó que «el principal valor y el rol que tiene que cumplir el Gobierno es que todo el mundo tenga acceso a la propuesta de nueva Constitución».

El Gobierno recibió un aluvión de críticas la semana pasada por lanzar una campaña de información sobre el proceso constituyente y repartir ejemplares de la propuesta entre la ciudadanía.

Desde que arrancó la campaña, el Ejecutivo ha sido denunciado dos veces ante la Controlaría por supuesto intervencionismo, primero por diputados de Renovación Nacional y la semana pasada por el Partido Republicano.

«Si hay alguien a quien le molesta que la gente tenga acceso a la nueva Constitución, a algo le debe tener temor en el texto», aseveró Boric.

/HNF/