Actividad social Brigada Parlamentaria Economía Gobernación Interés regional Judicial Opinión política Oruro Sociales

Horno Ausmelt de la EMV de Oruro es presuntamente hipotecado para obtener recursos

La Empresa Metalúrgica Vinto (EMV), ubicada en el departamento de Oruro /VICEMINISTERIO DE COMUNICACIÓN
La empresa emblemática orureña, presenta algunos problemas financieros desde hace mucho tiempo.

Tras presuntamente hipotecar el horno Ausmelt por problemas financieros, el diputado de Comunidad Ciudadana (CC), Enrique Urquidi, declaró que desde la Brigada Parlamentaria se pidió una Petición de Informe Escrito (PIE) al Ministerio de Minería, para conocer en detalle el destino de esta maquinaria, así como saber la cantidad de deuda que carga la empresa.

La Empresa Metalúrgica Vinto (EMV) opera principalmente en el sector de la minería y metales, se dedica a la producción de lingotes de estaño metálico de alta pureza y se define como una firma estratégica, moderna, reconocida por su liderazgo y competitividad empresarial.

Sin embargo, la empresa emblemática orureña, presenta algunos problemas financieros desde hace mucho tiempo, al punto de supuestamente hipotecar el horno Ausmelt para obtener recursos.

Urquidi informó a través de una entrevista con LA PATRIA Radio que desde la Asamblea Legislativa realizan el uso de los mecanismos de fiscalización y que presentaron un documento de solicitud de informe para conocer la situación financiera actual de la empresa.

“En este sentido, nosotros hace algunos días presentamos un texto escrito en el cual fue sido remitido al ministro de Minería (Ramiro Villavicencio) y también a las instancias administrativas de la Empresa Metalúrgica de Vinto, porque deseamos conocer que todo sea transparente, porque estamos hablando de un patrimonio no solo de los orureños sino nacional y no podemos permitir que se juegue con el patrimonio de los bolivianos”, indicó el Diputado.

Antecedentes de deudas

Desde el año precedente se hizo más evidente la deuda de la EMV de casi 50 millones de dólares con el sector minero de Colquiri y Huanuni, situación que incluso llegó a la toma de la empresa por los mineros sindicalistas.

“Supuestamente habría hace algunos meses atrás recursos para paliar y contrarrestar esta deuda, pero lamentablemente la deuda sigue creciendo y efectivamente los estados financieros de la Empresa Metalúrgica Vinto son preocupantes debido a la mala administración que hubo en las últimas gestiones”, declaró Urquidi.

La situación actual es de incertidumbre, aún más si se confirma la hipoteca del horno Ausmelt.

Colquiri y Huanuni son los acreedores principales de la EMV, sin embargo, también están en una situación financiera compleja, por lo que según la autoridad, se requiere urgentemente de una ingeniería, de una administración mucho más responsable, orientada fundamentalmente a la eficiencia y a la rentabilidad.

Petición de informe

La petición de informe escrito fue dirigida al ministro de Minería y Metalurgia, Ramiro Villavicencio Niño de Guzmán y también a la Gerencia General de la Empresa Metalúrgica Vinto, en la que se refiere de manera general, que se dé a conocer el listado o se habría suscrito algunos contratos de préstamo con instituciones del sistema financiero nacional u organismos de cooperación internacional.

“Estamos exigiendo que se nos precisen cual es la cartera de deudas que tiene la EMV o cuáles serían los montos, las garantías de estos préstamos y otros detalles más técnicos como la moneda, el interés, el plazo de pago, etc…”, señaló Udquidi.

El Diputado recordó que de acuerdo al reglamento general de la Cámara de Diputados la respuesta al PIE tiene un plazo de diez días, a partir de la llegada de la notificación a la autoridad.

“De acuerdo a la experiencia de más de un año, se sabe que este plazo nunca se cumple y hay peticiones de informe que demoran tres, cuatro y hasta cinco meses inexplicablemente. Pero nosotros desde el día 11 tenemos la potestad de presentar una conminatoria a través de la Presidencia de la Cámara de Diputados”, añadió.

LA PATRIA intentó comunicarse con el ministro de Minería y Metalurgia, Ramiro Villavicencio y el presidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Marcelino Quispe López, para conocer la situación real de la empresa, sin embargo, hasta el cierre de la presente nota, no se tuvo respuesta.

/NVY