EE.UU. prepara refuerzos para una posible violencia extremista en Washington, ante la toma de poder por Joe Biden

4
El asalto al Capitolio del pasado 6 de enero / RTVE

Las fuerzas del orden público de Estados Unidos, se preparan para una posible mayor violencia en los próximos días después que los agitadores armados “pro-Trump” irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos la semana pasada y dejaron cinco personas muertas, incluido un agente de policía que trabaja como miembro de seguridad de este edificio.

Las autoridades planifican contratar personal adicional para ayudar a asegurar la capital del país en los próximos días. Un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional le dijo a CNN que la violación del Capitolio agudizará la respuesta y la planificación para la toma de posesión.

“Ahora que sucedió, la gente se lo tomará mucho más enserio”, dijo el funcionario, refiriéndose a la violencia de la semana pasada. “Ahora, los planificadores se lo van a tomar mucho más enserio”.

Durante el asalto al Capitolio en EE.UU. / ELTIEMPO

El representante demócrata de Colorado, Jason Crow, dijo en un comunicado el domingo, que el Departamento de Defensa está al tanto de “más posibles amenazas planteadas por posibles terroristas en los días previos al día de la toma de posesión inclusive”.

Crow habló con el secretario del Ejército Ryan McCarthy sobre los eventos del 6 de enero y la planificación para los próximos días.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, pidió medidas de seguridad adicionales a diez días para el día de la toma de posesión, ya que el motín del miércoles provocó una ola de preocupación entre los trabajadores federales, estatales y locales por un posible derramamiento de sangre sobre el resultado de las elecciones de 2020 que derrocaron al presidente Donald Trump.

Ha pedido de la Policía del Capitolio, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) ayuda a instalar una cerca alrededor de Capitolio el jueves.

Aumenta la seguridad para la toma de posesión de Biden

En el Pentágono, funcionarios están evaluando si existe la necesidad de aumentar el número de fuerzas de la Guardia Nacional hasta 13.000 funcionarios para la toma de posesión del presidente electo Joe Biden, el 20 de enero, según un oficial de defensa con conocimiento de la planificación.

Antes de la violación del Capitolio el miércoles, la necesidad estimada requería aproximadamente 7.000 soldados en guardia.

Más de 6.000 miembros ya se han movilizado después que el Capitolio fue asaltado por agitadores violentos “pro-Trump” para trabajar en turnos de 12 horas en los terrenos del Capitolio y puntos de control de tráfico en toda la ciudad.

Los funcionarios de seguridad han estado trabajando en estrecha colaboración con los socios federales mientras se preparan para aumentar las conversaciones en línea que piden protestas en los 50 estados, además de Washington, dijo un funcionario de la ley estatal con conocimiento directo de las conversaciones entre el gobierno federal y el estatal.

/MDCB