España inicia primeros ensayos clínicos de su propia vacuna contra el Covid-19

78
Inmunización de una persona contra en Covid-19. / DIARIO AS

Los primeros ensayos clínicos de la vacuna española contra el Covid-19 se iniciaron este viernes, con un grupo de 30 personas voluntarias para recibir la primera dosis del laboratorio Hipra en los centro de salud de Barcelona y Josep Trueta de Girona.

Los científicos encargados de esta etapa de pruebas indicaron que la vacuna está diseñada para combatir con todas la variantes que hasta hoy se encontraron, asimismo, mencionaron que aún no se determina cuándo podría estar el inmunizante en el mercado español.

De acuerdo a la información del laboratorio, 15 personas voluntarias se encuentran en Barcelona y las otras 15 en la ciudad de Gerona, hasta el momento seis personas entre 18 a 34 años recibieron las primeras dosis del inoculante.

De esta manera, aseguraron que ningún voluntario recibió antes una vacuna anticovid y tampoco fueron infectados por el virus.

Los expertos anunciaron que dentro de dos meses se revelarán los primeros resultados de las pruebas y en base a eso continuará con los estudios. Si los datos son eficaces se continuarán las pruebas con un grupo de mayor cantidad de personas.

Por otro lado, la vacuna necesitará conseguir la aprobación de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para comercializar el fármaco en los diferentes países que forman el continente europeo.

Los investigadores comentaron que aún es pronto para programar una fecha para la comercialización del inoculante y menos determinar el costo.

Por su parte, la especialista del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clinic de Barcelona, Lorna Leal reveló que le objetico de estos ensayos clínicos es para comprobar si la vacuna es 100 por ciento segura.

El investigador del Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria, Rafel Ramos afirmó que una de las ventajas del inmunizante español es su conservación que es más sencilla comparando con otras vacunas anticovid.

La dosis desarrollada por el laboratorio español Hipra se basa por un grupo de proteínas que simula una parte del virus. Cuando el inmunizante entra el cuerpo de una persona genera una respuesta inmunitaria en el organismo y esta se queda en el recuerdo del sistema inmunológico. El inoculante tiene vacunas con 21 días de diferencia.

/SVG/