En la Casa Nazaria Ignacia, venezolanos acuden al alojamiento temporal para pasar la noche

662
Migrantes fueron acogidos en el refugio temporal / GENTILEZA

La Casa de Santa Nazaria Ignacia de Oruro que hace más de un mes habilitó un refugio temporal exclusivo para migrantes de paso en la ciudad. Las primeras semanas no tuvo alojados, pero desde el 9 de julio, fueron ciudadanos venezolanos que acuden a este lugar para pasar la noche.

Las acciones de las hermanas son coordinadas con la Pastoral de Movilidad Humana dependiente de la Iglesia Católica, para hacer un seguimiento de la situación de cada uno de los extranjeros.

El 29 de junio, la Casa de Santa Nazaria Ignacia de Oruro, viendo la realidad que viven los migrantes que pasan por Oruro para ir a otro país, sin contar con recursos suficientes para pasar la noche en un alojamiento, optó por habilitar un refugio en ambientes de la misma Iglesia.

Pese a la socialización, por más de una semana el refugio no logró acoger a ningún ciudadano extranjero hasta el 9 de julio, que por primera vez se brindó acogida a nueve ciudadanos de nacionalidad venezolana, y desde esa fecha, el ambiente alberga a migrantes durante las frías noches de Oruro.

SUPERIORA

Según informó la superiora de la Casa, Elizabeth Copa Soto, junto a la Pastoral de Movilidad Humana, tiene el objetivo de brindar atención integral a migrantes, refugiados y víctimas de trata y tráfico, para que sean sujetos de acción en el ejercicio de sus derechos y deberes en la sociedad, se viene coordinando la acogida de las personas de paso por la ciudad.

“Estamos trabajando en equipo para que ellos puedan hacer un poquito de seguimiento también cuando ellos (migrantes) ya están yendo por Pisiga, pero en coordinación con la Pastoral de Movilidad Humana de la Diócesis, porque hay que tener mucho cuidado, con tanta situación de la trata de personas”, dijo Copa.

REFUGIO

A la fecha, existe bastante afluencia de extranjeros que acuden al refugio temporal, que tiene 12 literas disponibles todos los días a partir de las 19:30 horas, para que los ciudadanos puedan descansar hasta las 08:30 horas del día siguiente y partir a su destino no sin antes recibir un desayuno.