Masistas y Mesistas intercambian insultos y golpes en la Cinco Esquinas de Oruro

7278
El momento de los golpes en las Cinco Esquinas / GENTILEZA KEVIN AGUILR ZAMBRANA

El lugar no era precisamente un escenario de pugilismo, pero por unos instantes la Cinco Esquinas de la ciudad de Oruro, fue convertido en uno, cuando se enfrentaron seguidores del Movimiento Al Socialismo (MAS) y partidarios de Comunidad Ciudadana (CC).

A las 12:30 horas aproximadamente, ambos bandos coincidieron en encontrarse en uno de los puntos más emblemáticos de la Capital del Folklore de Bolivia, la Cinco Esquinas.

Allí el CC tenía programada una actividad como parte de su campaña rumbo a las Elecciones Generales 2020 del próximo 18 de octubre. De la misma forma, los del MAS realizaban una caravana automovilística por las calles de la ciudad.

A la hora mencionada, según refiere el periodista Kevin Aguilar Zambrana, pasaba la caravana del MAS por el sector de la concentración del CC, cuando comenzaron a escucharse silbidos y rechiflas entre ambos. Sin embargo, con el paso de los segundos, pasaron a los insultos y finalmente a los golpes.

“¡Rateros!, ¡maleantes!” salían los gritos acompañados de palabras soeces del lado de CC y la respuesta también era inmediata de los seguidores del partido azul.

La situación se descontroló, cuando los masistas salieron de sus cabales y recurrieron a la fuerza bruta, para intentar hacer prevalecer la herencia de 14 años, situación que no prosperó ya que la explosión de un par de petardos separó a los contrincantes hacia sus esquinas, como si fuese un árbitro imaginario que los separó de ring improvisado.

Los golpes cesaron pero no los insultos e incluso en determinados momentos hubo una tenue lluvia de tomates, que pagaron las consecuencias del ambiente tenso que vive el país, a raíz de las Elecciones Generales 2020 y la pugna que existe para llegar a la silla presidencial.

No es la primera vez que los partidarios del MAS ocasionan este tipo de hechos, en días precedentes, sujetos organizados del partido azul, esperaron a la caravana del líder de Creemos, Luis Fernando Camacho, en el sector del Casco del Minero, con una lluvia de piedras, además de atribuirse el grito de “Oruro no los quiere”.

En dicha oportunidad, Camacho afirmó a los medios de comunicación que aquel hecho fue organizado por el MAS; mientras que en las redes sociales, los orureños cuestionaron la actitud bélica de los iracundos, afirmando que el sentir de esas 20 personas no era de los verdaderos orureños.

/DEA/ES/KAZ