Orureños destacan importancia de la vacunación antirrábica

60
Las mascotas recibieron sus listones /LA PATRIA

La población orureña destacó la importancia de proteger a sus mascotas de esta enfermedad con la campaña de vacunación que se realizó la pasada jornada en la ciudad de Oruro, bajo el denominativo de “Ni un perro sin vacuna”, ejecutada a la cabeza del Servicio Departamental de Salud (Sedes).

Mediante un sondeo de opinión realizado por nuestro medio, recogió el criterio de la ciudadanía.

Wara Patiño

“Sí, es importante porque así logramos evitar que ellos contagien y se contagien de rabia, porque es una enfermedad que prácticamente les afecta bastante y una mordedura de ellos hacia los humanos es mortal si es que no se atiende inmediatamente”.

Willian Patiño

“Me parece importante para las mascotitas, porque están en la calle y están expuestos a todo tipo de enfermedades, especialmente a la rabia. Además, es lamentable saber que no todos los dueños son responsables para tener a sus mascotas y hacerlas vacunar, debemos tomar conciencia”.

Ariel

“Está bien la campaña de vacunación para nuestros animalitos porque los queremos mucho, estas campañas deberían ser más constantes para concienciar a las personas sobre el cuidado y responsabilidad hacia nuestras mascotas porque son parte de la familia”.

Algunos animalitos adivinaron que iban a ser vacunados y fueron “arrastrados” para que prevengan la rabia /LA PATRIA

Jhimmy Mamani

“Es muy importante la campaña de vacunación especialmente para los perritos callejeritos, mi mascota ya tiene diez años acompañándonos, cumple con todas sus vacunas, pero siempre es bueno cumplir con las vacunas antirrábicas, preocupa mucho la rabia especialmente que se pueda contagiar a los humanos”.

Miriam Ríos

“Yo tengo dos perros adoptados, eran callejeritos, uno sufrió maltrato en su cabecita y el otro lo tengo desde bebé, es triste la vida de ellos, pero nosotros los cuidamos y les dimos una familia; pero lo difícil para nosotros es tenerlos por mucho tiempo en la casa porque están muy acostumbrados a estar en la calle, en la puerta de mi casa, y me da miedo que se lo lleven los de zoonosis”.