París lanza un mensaje universal de esperanza por los próximos Juegos Olímpicos en 2024

86
París lanza un mensaje universal de esperanza por los próximos Juegos Olímpicos en 2024
De la estación espacial a la Torre Eiffel, ¡bonjour, París-2024! / FRANCE 24

Acompañado de una exhibición aérea de la Patrulla de Francia alrededor de la Torre Eiffel, incluso un astronauta tocando acordes de La Marsellesa con un saxofón desde el espacio, París lanzó, este domingo, un mensaje universal de esperanza y vitalidad ante la perspectiva de los próximos Juegos Olímpicos de 2024.

Previamente estaba programado, en Francia, que se desplegara una bandera gigante de al menos 90 metros de largo por 60 de ancho, con una superficie de 5.400 m2, con el logo de París-2024, sin embargo, las condiciones meteorológicas no permitieron que pudiera realizarse y la imagen de la emblemática “Dama de Hierro” luciendo ante el mundo como un mástil de lujo fue virtual.

«Más rápido, más alto, más fuerte, juntos», es el nuevo lema olímpico que pronunció el Presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, quien daba solemnidad en el vídeo, desde el último piso de esa Torre Eiffel, a la bienvenida de Francia a los que serán parte de los terceros Juegos Olímpicos de su historia, reportó Infobae.

En la clausura de los Juegos Olímpicos en Tokio, la presencia institucional la simbolizó la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, quien recibió la bandera olímpica de manos de la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike.

La entrega de la bandera sirvió para levantar el telón preparado para la ceremonia en la que París se presentó mediante un vídeo. Y para ello destacó sus iconos turísticos mundialmente conocidos, empezando por el Himno de la Marsellesa interpretado por músicos de la Orquesta Nacional de Francia, con ciertos fragmentos interpretándose desde lugares emblemáticos, como el techo del Stade de Francia a la gran escalinata del museo del Louvre con la Victoria de Samotracia, posteriormente por el parque de skateboarding de la plaza Diderot de Saint-Denis.

Y desde París hasta el espacio. Como símbolo de la universalidad de los Juegos, el astronauta de la Agencia Espacial Europa, Thomas Pesquet concluyó interpretando con un saxofón el Himno Nacional de su país desde la Estación Espacial Internacional.

Japón y Francia sellaron de ese modo esa ceremonia en la que el «Himno al amor» de Edith Piaf, interpretado en idioma japonés y francés, sonó igualmente como una auténtica declaración de intenciones.

/MDCB