El Salar de Thunupa se encuentra en una franja limítrofe en forma de “V”

7458
La línea azul es la que divide antiguamente a ambos departamentos, según documentos históricos / La Patria

El Salar de Thunupa del departamento de Oruro se encuentra ubicado dentro de una franja limítrofe en formar de “V” que separa esta región con el departamento de Potosí, según un estudio geográfico.

El estudio de las franjas limítrofes de los dos departamentos fue realizado por el docente de la Universidad Técnica de Oruro (UTO), Jorge Gutiérrez Venegas y el historiador Javier Cárdenas.

“Oruro si tendría una parte del Salar de Uyuni, porque en ese sector donde está el cerro de Thunupa, los mapas antiguos tienen una configuración de una línea recta que conforma una “V”, en ese quiebre entra al salar de Thunupa”, aseguró Gutiérrez.

Hizo conocer que esa zona territorial tenía el nombre de Salar de Thunupa, sin embargo, el departamento vecino decidió cambiar su nombre al de Salar de Uyuni.

Tras una recopilación de mapas antiguos, evidencian que una franja limítrofe entre Oruro y Potosí tenía conflictos, se inicia la investigación de la zona, en la cual, se encuentran documentos y estudios que evidencian que no solo una parte del salar nos pertenece si no también otra parte.

Interés

Venegas manifestó que el departamento de Potosí no solo tiene interés de acoger todo el salar, si no también pretende impedir que Oruro haga posesión de la otra parte territorial debido a la riqueza que ofrecen esas tierras.

“El cerro Pawa, tiene contenido de caliza, la cual es materia prima para realizar el cemento. Es por eso que los potosinos tienen la intención de quedarse con esa parte de ese cerro. No sólo es el Salar hay otros recursos naturales que están en conflicto”, señaló.

Antecedentes

Según la investigación de Venegas, los departamentos de Oruro y Potosí, en sus regiones de Quillacas y Coroma tienen problemas limítrofes desde la época de la Colonia.

Un proceso de fragmentación territorial de las comunidades, los ayllus y las markas y la sobreposición de estructuras organizativas ajenas a la realidad de los pueblos originarios. Estos errores ocurrieron durante la República con la creación de los departamentos.

“Una vez más no se tomó en cuenta la configuración territorial ancestral y, al final, se terminó por consolidar la división de pueblos que por siglos habían compartido un mismo territorio”, señala una parte del estudio de Venegas.

Los procesos de reorganización territorial en el área Coroma-Quillacas provocaron desde la Colonia conflictos territoriales entre las comunidades colindantes que se mantienen vigentes.