Dirigentes “históricos” anuncian organizar un bloque de resistencia contra Evo

757
Los dirigentes “históricos”, junto a otros integrantes del Bloque de Resistencia Social / Página Siete

Los dirigentes “históricos” del sindicalismo nacional anunciaron este martes organizar un bloque de resistencia social, con el objetivo de impedir que el exmandatario Evo Morales regrese al poder, y evitar que el país se divida más de lo que está.

El exejecutivo de la Central Obrera Regional (COR) de El Alto, Roberto de la Cruz en contacto con Pagina Siete explicó que mientras el poder prepara librar de toda culpa penal, lavando la mala imagen de Morales; los dirigentes históricos de luchas sociales organizan un bloque de resistencia social, para evitar el retorno de Evo al gobierno.

Asimismo, informó que entre los exdirigentes que impulsan la iniciativa son: Jaime Solares, Alejo Véliz, Roberto Coraite y Félix Santos, quienes están acompañados por personalidades “jóvenes profesionales del país”.

Jaime Solares fue secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB); Alejo Véliz fue secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) y lideró en la década de los años 90 el “instrumento político” de la Asamblea por la Soberanía (ASP), que fue el predecesor del Movimiento Al Socialismo – Instrumento Por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), como un brazo electoral de los sectores campesino originarios.

Roberto Coraite fue secretario ejecutivo de la Csutcb entre 2010 y 2012. En 2019, fue uno de los impulsores de la creación de una “Csutcb crítica y contestataria”, una organización paralela, cuyo primer secretario ejecutivo fue Felipe Quispe, El Mallku.

Entre los postulados que asume el bloque, según De La Cruz son personajes que no quieren que Bolivia se divida entre campo y ciudad, Oriente y Occidente, como pretenden hacer los militantes del Movimiento al Socialismo y la propia oposición y dijo que “Bolivia es una sola”.

El Exejecutivo de la COR indicó que este bloque es un “movimiento cívico, sindical, indígena”, cuyos líderes se movilizan con sus propios recursos, provenientes del “sacrificio personal” de cada uno.

“Es un sacrificio personal, los viajes son de sacrificio de cada integrante, al haber despertado en los últimos meses el interés de la gente joven que nos exigen, nos piden que les guiemos con la experiencia que tenemos”, señaló.

El exdirigente de tierras bajas, Marcial Fabricano aseguró que se comunicaron para conversar y reunirse con el objetivo de intercambiar criterios, puesto que en algún momento fueron actores referentes.

“Nos hemos comunicado para conversar de que en algún momento podemos reunirnos para intercambiar criterios, por supuesto, desde ese punto de vista de actores que hemos sido referentes en el ámbito del país, regional y todo lo demás”, explicó Fabricano en contacto con Pagina Siete.

Marcial Fabricano es uno de los líderes que guiaron la emblemática marcha por el “Territorio y dignidad” de 1990. El Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure, conocido como Tipnis, fue uno de los territorios que nació debido a esa caravana.

/AAC/