La Paz Limpia no reanudará recojo de basura en la ciudad paceña

137
La basura en las calles de la ciudad paceña. /Los Tiempos.

Los trabajadores de la empresa de recojo de los desechos La Paz Limpia (LPL) comunicaron este domingo que decidieron suspender su trabajo ante la falta de respuesta de la Alcaldía. La autoridad edil Luis Revilla presume que existe un acuerdo con el alcalde electo Iván Arias para generar estos conflictos.

El dirigente de los trabajadores de la empresa (LPL), Mauricio Tarqui indicó que sus compañeros decidieron bloquear el ingreso al relleno sanitario de Alpacoma y no dejarán que ingrese ni una sola bolsa de basura hasta que se resuelva el conflicto.

“El Sindicato de Trabajadores de nuestra empresa determinó paralizar actividades y efectuar movilizaciones para exigir al Gobierno Autónomo Municipal de La Paz el pago por concepto de recojo de basura, que no se hace efectivo desde diciembre del pasado año”, afirmó Tarqui.

Los funcionarios de LPL dejaron de recoger la basura de la urbe paceña, como una medida de protesta ante la falta de pago de cinco meses de salario por parte de la Alcaldía paceña, la deuda llega a los 57 millones de bolivianos.

Revilla insinuó que la decisión de los trabajadores es arbitraria y presume llegaron a un acuerdo con el alcalde electo, Iván Arias para generar estos conflictos con el objetivo de empañar su gestión.

“Al parecer hay un acuerdo de los trabajadores de la empresa LPL con Arias para generar estos problemas, para que se resuelva automáticamente con la posesión del nuevo alcalde. No es casual que al día siguiente que el alcalde electo se reunió con ellos, asuman estas medidas tan drásticas”, afirmó Revilla.

Asimismo, señaló que en una anterior reunión con los dirigentes, se propuso pagar parte de lo adeudado para que suspendan sus medidas de presión y continuar con el servicio. Sin embargo, esto fue rechazado y exigen que se cancele la totalidad de los salarios.

La sede gobierno adeuda a la empresa 57 millones de bolivianos desde diciembre a la fecha.

Tarqui destacó que en pocos días se cumplirá el quinto mes de deuda, con lo que la cifra se incrementará a 70 millones de bolivianos.

“Eso no alcanza ni para cubrir el costo del combustible de los camiones recolectores. Por esta razón seguimos con la protesta hasta que nos cancelen los cuatro meses”, afirmó el dirigente.

Revilla explicó que el municipio está atravesando por una crisis económica debido a la baja recaudación de impuestos, además que el Gobierno central redujo y se retrasó con la transferencia de recursos económicos.

La Secretaría de Hacienda de la LPL, Faustina Ochoa, comunicó que el total de trabajadores de recojo de basura se movilizarán el lunes 26 de abril.

/AAC