Desde Gamaleya afirman que la vacuna Sputnik-V no genera trombosis

136
Vacuna Sputnik-V contra el Covid-19. / REDACCIÓN MÉDICA

Mediante una investigación realizada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Rusia, expertos aseguraron la pasada jornada que la vacuna Sputnik-V contra el Covid-19 no tiene efectos secundarios de trombosis porque utiliza un proceso de purificación diferente al resto de las vacunas.

La productora rusa hizo un análisis exhaustivo de las reacciones adversas durante los ensayos clínicos, la farmacéutica indicó que durante la inmunización masiva contra el coronavirus no se mostró casos de trombosis.

Según Gamaleya, la Sputnik-V tiene la seguridad y calidad, a diferencia de otras vacunas, el laboratorio utiliza una tecnología que ayuda a tener una vacuna bien purificada.

Por otro lado, el Médico Intensivista y director de la Revista Cientifica “Imaraña” del Hospital del Norte en la ciudad de El Alto en Bolivia, Antonio Viruez Soto junto con ocho colegas, indicó que el inmunizante es muy eficaz y libre de efectos secundarios riesgosos como la trombosis.

“Medimos los anticuerpos en el suero y vimos que los niveles de inmunoglobulina M, los cuales otorgan inmunidad contra el virus, se encuentran presentes en los voluntarios”, dijo Viruez, según reportó el Periódico Bolivia.

Desde el Hospital del Norte indicaron que la vacuna es efectiva y clínicamente ninguno de los participantes desarrolló una afección. Sin embargo, existieron síntomas adversos, con leves dolores de cabeza o musculares.

La Revista Médica “The New England Journal of Medicine” publicó el 9 de abril un estudio que explica sobre las personas que tuvieron trombosis a causa de las otras vacunas, señalando que se debe a una purificación insuficiente, lo cual provoca grandes cantidades de Ácido Desoxirribonucleico (ADN).

“Una purificación insuficiente o el uso de dosis muy altas de ADN/ARN diana puede resultar en una interacción adversa de los anticuerpos de un paciente que activan los trombocitos con elementos de la propia vacuna y/o ADN/ARN libre, que pueden formar un complejo con el factor PF4”, mencionó la revista.

/SVG/