Alcaldía Asamblea Legislativa Concejo Municipal Educación Gobernación Interés regional Oruro Política local Portada

Un cementerio “clandestino” de canes antecede al lago Uru Uru

La osamenta de un can, en medio de la devastación que antecede al lago / LA PATRIA DIGITAL
Una cantidad indeterminada de canes sin vida, forman una especie de “cementerio clandestino” en cercanías del lago Uru Uru, situado a menos de tres kilómetros al Sur de la ciudad de Oruro. El hecho fue verificado este domingo por LA PATRIA Digital, como parte del seguimiento que se hace a la “alfombra” de botellas pet que se acumuló en el lugar.

Una cantidad indeterminada de canes sin vida, forman una especie de “cementerio clandestino” en cercanías del lago Uru Uru, situado a menos de tres kilómetros al Sur de la ciudad de Oruro. El hecho fue verificado este domingo por LA PATRIA Digital, como parte del seguimiento que se hace a la “alfombra” de botellas pet que se acumuló en el lugar.

Se hizo un recorrido bordeando un canal que pasa a una cuadra aproximadamente de la avenida 6 de Agosto, después de la avenida de Circunvalación. Este canal de aguas servidas se une con el canal Rosso a casi un kilómetro y medio más al Sur.

Los cuerpos sin vida de los «peluditos» semienterrados en el lugar / LA PATRIA DIGITAL

Los desechos tienen desembocadura en la parte Este de la línea del tren, a casi dos kilómetros y medio de la ciudad. Es en ese lugar que se forma la “gigante alfombra” de envases plásticos, compuestas por botellas pet, sillas de plástico y una diversidad de envases en tamaños y formas.

El terreno tiene características “dantescas”, porque solo se ve muerte y desolación. Sin embargo, hay algo más que aporta a ese panorama y es la presencia de decenas de canes semienterrados en el lugar. Hay cualquier cantidad de osamentas, que ya el tiempo se encargó de dejarlas así.

La «muerte» que prima en el lugar / LA PATRIA DIGITAL

Al pisar el lugar se siente suave, como si se tratara de musgos que enfrentan la devastación, sin embargo, al observar en detalle, se tratan de cuerpos sin vida de canes que pasan por todas las fases antes de quedar en simples huesos. A algunos les faltan extremidades; a otros, carne en la cara, los ojos prácticamente desaparecieron.

Los que están semienterrados prácticamente no tiene cabeza y solo sobresalen sus cuerpos o algunas partes. En un radio menor a diez metros se encuentra cualquier cantidad de estos seres que en algún momento, sin es que tuvieron la suerte de serlo, fueron el mejor amigo del hombre.

Solo huesos en un final inesperado para los canes / LA PATRIA DIGITAL

Sin embargo, ese paisaje desolador y tenebroso no es todo, ya que en el mismo canal se encontró un can sin vida, que fue colocado en una especie de saco, para luego ser lanzado a ese canal.

La muerte hace presencia viva de un panorama que nadie quiere apreciar y que a su vez condena a que uno de los lagos más importantes del altiplano boliviano, como es el Uru Uru, esté próximo a tener su certificado de defunción.

Este can fue arrojado recientemente al canal cuyas aguas desembocan en el Uru Uru / LA PATRIA DIGITAL

/DEA/

Add Comment

Click here to post a comment