Periodistas estuvieron a punto de ser linchados en Entre Ríos

850
también intentaron quemarlos/ Foto: Soledad Prado, El Deber.

Amedrentados, robados, agredidos tanto física como verbalmente y a punto de ser linchados, así fueron tratados los periodistas de la Red Unitel y el diario El Deber en la localidad de Entre Ríos, en el Chapare, provincia Carrasco del departamento de Cochabamba, este jueves por la mañana cuando realizaban su trabajo.
El periodista de Unitel, Rodolfo Orellana, cuando hacía un despacho en vivo junto a su camarógrafo para relatar cómo se estaba desarrollando el autoencapsulamiento en esta zona (el cual había sido suspendido), fueron atacados por algunos pobladores primero verbalmente, lo que fue registrado en ese momento en el audio que era transmitido, pero luego los golpearon.
“Llegamos muy temprano a Entre Ríos para reportar sobre el encapsulamiento que tenía que comenzar, pero se suspendió. Cuando tres personas aparecieron y luego muchas más y comenzaron a golpearnos”, relató Orellana.
La cámara y micrófono de este equipo de prensa fueron destruidos y el conductor de unidad móvil fue robado y también golpeado.
Asimismo la corresponsal de El Deber, Soledad Prado, fue agredida y amedrentada, según su relato, uno de los periodistas logró zafarse de la turba y correr hasta el comando policial para pedir ayuda mientras era perseguido por mototaxistas que también intentaron amedrentar a la Policía para que no intervenga.
Finalmente la Policía, luego de dialogar con la gente, logró que los periodistas salgan del lugar en su vehículo a pesar de que las llantas habían sido pinchadas, informaron así hoy los medios de comunicación Unitel y El Deber.

DVVQ.