Bolivia Estado Noticias

Morales identifica y denuncia al ministro de Justicia por filtrar el informe CIDH

El exmandatario Evo Morales / CAPTURA ERBOL
Según Morales, hay una intención de criminalizar a su movimiento político y proscribir al MAS por evitar el separatismo y la media luna.

El exmandatario y jefe del Movimiento Al Solialismo (MAS), Evo Morales, identificó y denunció este domingo al ministro de Justicia, Iván Lima, como la autoridad que filtró el informe N° 394/21 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al matutino El Deber, cuyo documento hace responsable al Estado boliviano de la violación a los derechos a la vida y otros en el caso terrorismo, ocurrido el 15 de abril de 2009 en el Hotel Las Américas en la ciudad de Santa Cruz.

“Este informe de CIDH, debería ser reservado. Quiero denunciar al pueblo boliviano y al mundo entero ¿Quién infiltró a El Deber? ministro de Justicia Iván Lima, quiero que sepan. El mundo es tan chiquito, todo se sabe en la vida. No vamos a decir quién nos informa de ahí adentro (…), llegan informaciones, no busco informaciones, no tengo un organismo de inteligencia-contrainteligencia, no conozco; el mismo pueblo te informa, ese pueblo patriota: Evo esto quieren hacer con el MAS”, afirmó la presente jornada en su programa transmitido por Kawsachum Coca desde el Chapare.

Luego de la publicación del medio de prensa cruceño, surgieron muchas versiones sobre la fuente que habría filtrado ese informe que tenía rango de reserva legal y que implicaba solamente a las partes, en este caso a los peticionantes Gerardo Gianni Prado en su calidad de abogado y Carolina Dwyer, madre de uno de los extranjeros ejecutados y al Estado boliviano denunciado por ejecución extrajudicial, torturas y detenciones ilegales.

Inicialemente se apuntó al procurador general del Estado, Wilfredo Chávez y el gobierno, a través del Ministerio de Justicia se limitó a emitir un comunicado acogiéndose a la reserva legal que implica una actuación solamente a iniciativa de las partes.

Morales resaltó que no se arrepiente el haber defendido el territorio nacional en el caso terrorismo, porque había acciones separatistas, motivo por el que valoró el trabajo de las Fuerzas Armadas y los movimientos sociales por haber conservado la unidad nacional frente un grupo de extranjeros que estuvieron alojados en el Hotel Las Américas.

El expresidente también acusó a algunos medios a los que califica de golpistas de golpearlo peor que a bombo en el Carnaval de Oruro, con publicaciones donde lo hacen responsable de las muertes del boliviano croata Eduardo Rózsa Flores, Arpad Magyarosi de nacionalidad rumana y Michael Martín Dwyer de nacionalidad húngara.

Por otro lado, señaló que ese informe es una recomendación y no es un fallo, no es una sentencia como dicen algunos medios y consideró que, si hubiera un eventual juicio ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, será contra el Estado boliviano y no contra el.

“Lamento que ni el gobierno ni las autoridades aclaren la verdad, qué es el informe. Hay una intencionalidad de destrozar a Evo Morales, pero no es al Evo, sino al MAS-IPSP”, advirtió.

Según Morales, hay una intención de criminalizar a su movimiento político y proscribir al MAS por evitar el separatismo y la media luna.

Para ello exigió al Gobierno del Presidente Luis Arce reabrir el caso terrorismo que fue archivado por el Gobierno de Jeanine Añez, porque las acciones separatistas son tipificadas por la Constitución Política del Estado como un delito traición a la patria que no prescribe en el tiempo.

Finalmente, recordó que algunos procesados en el caso terrorismo, fueron confesos separatistas, terroristas y advirtió que, frente a ello, no es posible que algunos medios de la derecha, algunos oportunistas nuestros, traten de ocultar esa confesión y al contrario busquen eliminar al MAS, ligándolo con actos de corrupción y narcotráfico.

/ABH