Internacional Noticias

Caos en Indonesia: reportan más de 130 muertos en estampida en un estadio de fútbol

Se aprecia humo, que parecía ser gas lacrimógeno, en videos desde el interior del estadio /CNN
El jefe policial indicó que dos policías también estaban entre los muertos, y agregó que el aplastamiento ocurrió cuando los fanáticos huían hacia una puerta de salida.

Al menos 130 personas murieron después que estalló el caos y la violencia durante un partido de fútbol de la liga de Indonesia, la noche del sábado precedente, según informó el gobernador de Java Oriental y sostuvo que es uno de los desastres de estadios más mortíferos de todos los tiempos.

El jefe de Policía de Java Oriental, Nico Afinta,informó durante una conferencia de prensa  posterior al evento, que los seguidores del Arema FC y su rival Persebaya Surabaya, dos de los equipos de fútbol más importantes de Indonesia, se enfrentaron en las gradas después de que el equipo local Arema FC fuera derrotado por 3-2 en un partido en la ciudad de Malang, en el Este de Java, en ese momento los seguidores del equipo perdedor invadieron la cancha y la Policía lanzó gases lacrimógenos, lo que provocó una estampida que provocó casos de asfixia.

El jefe policial indicó que dos policías también estaban entre los muertos, y agregó que el aplastamiento ocurrió cuando los fanáticos huían hacia una puerta de salida.

Al respecto el Presidente de Indonesia, Joko Widodo, también conocido como Jokowi, ordenó que se suspendieran todos los partidos de la liga hasta que se completen las investigaciones.

“Le he pedido especialmente al jefe de policía que investigue y llegue al fondo de este caso.La deportividad, la humanidad y la hermandad deben defenderse en Indonesia”, afirmó Jokowi en un discurso que se transmitió por la televisión, según el reporte de CNN en español.

“Lamento esta tragedia y espero que sea la última que ocurra en el fútbol de Indonesia. No podemos tener más (de esto) en el futuro”, agregó.

Los videos grabados desde el interior del estadio hasta altas horas de la noche y compartidos en las redes sociales mostraban a los fanáticos, vestidos de rojo y azul, los colores del equipo local, irrumpiendo en el campo y enfrentándose a las fuerzas de seguridad de Indonesia, que parecían llevar equipo antidisturbios.

Las imágenes de video difundidas en los canales de noticias locales también mostraron cuando los asistentes corrieron y saltaron vallas para tratar de escapar de la nube de gases lacrimógenos que inundó el campo. Entre escenas de pánico, muchos llevaban en brazos a los heridos para ponerlos a salvo. Tanto por la derrota en el partido como por la actuación policial, la rabia también estalló fuera del recinto, donde los más exaltados causaron destrozos y quemaron varios coches, entre ellos un camión de la Policía.

Los seguidores del equipo perdedor «invadieron» la cancha y la policía lanzó gases lacrimógenos. / CNN

El humo, que parecía ser gas lacrimógeno, también se vio más tarde en videos, y se mostró a varias personas siendo llevadas a un edificio. Las autoridades dijeron que muchos habían sido admitidos en hospitales cercanos, sufriendo de “falta de oxígeno y dificultad para respirar”.

UNO DE LOS PEORES DESASTRES EN LA HISTORIA

El Estadio Kanjuruhan, ubicado en Java Oriental,   se usa principalmente para partidos de fútbol, con una capacidad total estimada en 38.000 espectadores, sin embargo, ingresaron al menos 42.000 personas  para el partido del sábado, según funcionarios del Ministerio de ese país.

“Anticipamos los (grandes) números y sugerimos que el juego se llevara a cabo por la tarde, pero continuó por la noche”, sostuvo el ministro jefe de Seguridad de Indonesia, Mahfud MD, en una publicación compartida en sus cuentas oficiales de redes sociales.

Agregó que el estadio se había “llenado más allá de su capacidad máxima”.

Los observadores señalan que el número de muertos por el desastre del Estadio Kanjuruhan ha superado el de otros desastres mundiales del fútbol como la tragedia del Estadio Hillsborough de 1989 en Sheffield, Inglaterra, en la que 96 seguidores del Liverpool murieron aplastados.

Las críticas también crecen por el manejo de la Policía del evento del sábado. En un comunicado emitido el domingo, el grupo de vigilancia Indonesian Police Watch (IPW) pidió responsabilidad y la “remoción” del jefe de policía de Malang, Ferli Hidayat.

“Este es el peor evento en el fútbol de Indonesia. El jefe de Policía debería estar avergonzado y renunciar”, señaló IPW.

Por su parte, la defensora de los derechos en el exilio de Indonesia, Veronica Koman, de Amnistía Internacional, condenó el uso de gases lacrimógenos por parte de la policía.

“Este caso de abuso de gas lacrimógeno por parte de la policía es ilegal y equivale a tortura”, comentó.

La Asociación de Fútbol de Indonesia (PSSI) también suspendió los partidos de la próxima semana como resultado de la tragedia mortal y prohibió al Arema FC albergar partidos por el resto de la temporada.

“PSSI lamenta las acciones de los seguidores de Aremania en el estadio Kanjuruhan”, manifestó el presidente de la asociación, Mochamad Iriawan, en un comunicado emitido este domingo.

La FIFA, el organismo rector del fútbol internacional, extendió de igual manera sus condolencias a las familias y amigos de las víctimas y calificó el incidente como un día oscuro para todos los involucrados en el fútbol y una tragedia más allá de la comprensión.

“Junto con la FIFA y la comunidad mundial del fútbol, todos nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas, los heridos, junto con el pueblo de la República de Indonesia, la Confederación Asiática de Fútbol, la Asociación de Fútbol de Indonesia y la Federación Indonesia de Fútbol, en este momento difícil”, se lee en un comunicado del presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

Mientras tanto, el equipo anfitrión Arema FC se disculpó con todos los involucrados en la tragedia en un comunicado publicado en su sitio web.

“Como presidente del Arema FC, me disculpo con todos los residentes de Malang que se vieron afectados por este incidente. Estoy muy preocupado y condeno enérgicamente los disturbios en el estadio de Kanjuruhan que resultaron en más de cien muertes”, suscribe el comunicado, citando al presidente del club Gilang Widya Pramana.

Persebaya también emitió un comunicado expresando sus condolencias, diciendo: “La gran familia de Persebaya expresa sus más profundas condolencias por la pérdida de vidas después del partido Arema FC vs. Persebaya. Ninguna vida vale la pena por el fútbol”.

Llovieron las condolencias para las víctimas y la familia, y la Premier League inglesa también compartió un mensaje de condolencia. “Los pensamientos de todos en la Premier League están con los afectados por los trágicos eventos en el estadio Kanjuruhan anoche”.

/ABH