Bolivia Estado Judicial Noticias Noticias Sociales

Fiscalía activa investigación en el penal de San Pedro, luego que el exjefe antidrogas denunciara ser víctima de torturas

El exjefe antidrogas, Maximiliano Dávila , cuando fue presentado en el Comando de la Policía / RR.SS.
“El Ministerio Público realizará todas las investigaciones para determinar la verdad histórica”, remarcó el fiscal Dubravka.

La Fiscalía inició una investigación para esclarecer lo que realmente está sucediendo en el penal de San Pedro, luego que el exjefe antidrogas, Maximiliano Dávila, denunciara que es víctima de torturas por el gobernador de la cárcel de San Pedro de la ciudad de La Paz.

Al respecto la fiscal Dubravka Jordán informó a la prensa, que el Ministerio Público realizó el registro del lugar de los hechos en el interior de recinto carcelario e incluso el exjefe policial prestó su declaración informativa. Además, señaló que el caso es investigado por los delitos de vejaciones y tortura.

“El Ministerio Público está realizando las investigaciones a efecto de determinar sobre la calificación de tipo penal si existe el evidente hecho en contra de Maximiliano Dávila”, manifestó.

Sobre la denuncia que realizó Dávila, aseguró que el mismo, fue víctima de tratos inhumanos o crueles y añadió también que no se tenga algún certificado médico forense, tampoco la víctima habría hecho referencia de haber sido agredido físicamente.

“El Ministerio Público realizará todas las investigaciones para determinar la verdad histórica”, remarcó.

También, declaró a la prensa que hasta el momento la única persona en calidad de autor es el Gobernador del penal de San Pedro, pero eso se determinará durante la etapa de investigación.

Desde fines de enero de este año, Dávila guarda detención preventiva en la cárcel de San Pedro por el delito de legitimación de ganancias ilícitas. La Fiscalía aún evalúa si será investigado por narcotráfico en Bolivia.

Sin embargo, Estados Unidos lo investiga por narcotráfico, incluso ofreció una recompensa de hasta cinco millones de dólares, a cambio de información para que sea procesado en ese país.

/ABH