Asia Internacional Mundo Noticias Política Sucesos

Taiwán denuncia nuevas incursiones de aviones de combate y buques de guerra chinos

Embarcaciones de Taiwan / RR.SS.
Las autoridades de Taiwán decidieron responder a estas incursiones con la puerta de alerta de sistema de vigilancia, aviones, barcos y sistemas de misiles.

Dentro del mayor momento de tensión en meses tras la visita al territorio de la presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, el Ministerio de Defensa de Taiwán denunció este viernes nuevas incursiones de aviones de combate y buques de guerra procedentes de China en la zona de seguridad del Estrecho de Taiwán.

«El Ejército chino despachó 68 aviones y 13 embarcaciones en actividades en el Estrecho de Taiwán, parte de las cuales cruzaron la línea divisoria (de la zona de seguridad) y puesto en peligro el ‘statu quo’ del estrecho», informó el ministerio a través de redes sociales.

Las autoridades de Taiwán decidieron responder a estas incursiones con la puerta de alerta de sistema de vigilancia, aviones, barcos y sistemas de misiles, como desde hace meses fueron respondiendo a estas incursiones.

«Condenamos estos actos que perturban nuestro espacio aéreo y nuestras aguas, y seguiremos garantizando que nuestra libertad y nuestra democracia están libres de amenazas», añadió el ministerio.

Indicó que no buscan ni un incremento de las hostilidades ni convertirse en enemigos, solo proteger la seguridad de su pueblo.

Los ejercicios que supusieron el cierre del espacio aéreo y marítimo de seis zonas alrededor de la isla, el pasado jueves, incluyeron prácticas de tiro con artillería de largo alcance, con múltiples tipos de misiles convencionales, así como el despliegue aéreo de decenas de aviones militares entre cazas y bombarderos.

Se trata de la primera vez que se registran lanzamientos de este tipo en las inmediaciones de Taiwán desde la tercera crisis del Estrecho entre 1995 y 1997, informó EFE.

La Presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, calificó en las últimas horas las maniobras chinas como un acto irresponsable que aviva las tensiones en el Indopacífico, reclamó contención a Pekín y pidió el apoyo de la comunidad internacional.

China calificó la visita de Pelosi como farsa y traición deplorable, reclamó la soberanía de la isla y considera a Taiwán una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas.

/NVY