Radio La Patria On-Line:
Internacional Política

Lasso se salva de ser destituido y suspende negociaciones con indígenas

Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso /Internet
La moción para cesarlo del cargo, por causal constitucional de "grave crisis política y conmoción interna”, reunió 80 de los 92 votos necesarios, según la Asamblea Nacional.

El Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, se libró de ser destituido del cargo por el opositor Congreso el martes reciente, además suspendió las negociaciones con el máximo líder indígena, quien encabeza las protestas por el costo de vida, con 16 días de manifestaciones.

La moción para cesarlo del cargo, por causal constitucional de «grave crisis política y conmoción interna”, reunió 80 de los 92 votos necesarios, según la Asamblea Nacional.

“Defendimos la democracia y ahora debemos recuperar la paz”, expresó Lasso tras la votación.

El Congreso discutía desde el sábado el pedido de remoción planteado por el partido opositor Unión por la Esperanza (UNES), el principal con 47 escaños y afín al expresidente socialista, Rafael Correa.

“Pese a los intentos golpistas, hoy prevaleció la institucionalidad del país. Queda en evidencia quiénes trabajan para las mafias políticas (…). Mientras tanto, nosotros seguimos trabajando por el Ecuador”, manifestó el mandatario en sus redes sociales.

Entre tanto esta mañana, el gobernante suspendió las negociaciones que el Ejecutivo entabló el lunes reciente con el líder de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Leónidas Iza, que impulsa las manifestaciones por tiempo indefinido.

Lasso tomó la decisión luego de que un soldado murió y otros 12 uniformados quedaron heridos en un ataque de manifestantes contra militares en la Amazonía. Asimismo, en alocución, el jefe de Estado señaló que Iza defiende solo sus intereses políticos.

“No vamos a negociar con quienes mantienen a Ecuador como rehén”, enfatizó.

En la misma línea, el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, afirmó por Twitter que la protesta debe ser pacífica y democrática.

Por su parte, la Conaie acusó a Lasso de autoritarismo y la falta de voluntad e incapacidad para gobernar, argumentaron que el banquero debe responder por las consecuencias de su política belicista.

/SVL