Internacional Latinoamérica

Asesinan a dos sacerdotes jesuitas en un templo de México

Dos sacerdotes asesinados en México
Los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar / Archivo AFP
Desde el Gobierno anunciaron el inicio de las investigaciones y que ya se conoce la identidad de los posibles autores del hecho.

Los sacerdotes de la Compañía de Jesús, Javier Campos y Joaquín Mora, fueron asesinados en un templo de Chihuahua en México; la comunidad religiosa denunció la presente jornada que hombres armados entraron al templo, cometieron el crimen y se llevaron sus cuerpos.

Mediante un comunicado, la congregación dio a conocer el hecho violento.

«Los jesuitas de México, con profundo dolor, denunciamos el homicidio de nuestros hermanos Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, ocurrido el lunes en la tarde noche dentro del templo de la comunidad de Cerocahui, Chihuahua», remitió parte del escrito.

Comunicado de la Compañía de Jesús / RR.SS.

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó el crimen que, según su informe, ocurrió cuando hombres armados ingresaron a la iglesia del pueblo persiguiendo a otra persona que, aparentemente, trataba de refugiarse en el templo.

“Lo asesinaron, salieron los sacerdotes y al parecer también ellos fueron asesinados. Estamos ahora atendiendo este asunto”, manifestó el mandatario en su conferencia de prensa diaria.

López Obrador también reconoció que varios municipios de la sierra de Chihuahua padecen de una fuerte presencia de delincuencia organizada, al mismo tiempo que adelantó que ya se tiene información sobre los posibles autores del hecho.

Según expertos, la sierra de Chihuahua es una importante ruta de comercio de drogas hacia Estados Unidos, por lo que son recurrentes las disputas violentas entre cárteles del narcotráfico, según informó El Comercio.

Tras este hecho violento, la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús demandó la adopción de “medidas de protección para salvaguardar la vida” de los jesuitas, religiosas, laicos y de toda la comunidad de Cerocahui.

Además, denunciaron que estos crímenes no son hechos “aislados”, pues
de acuerdo con su perspectiva, hombres y mujeres son abiertamente privados del derecho a la vida todos los días.

La Conferencia del Episcopado mexicano también condenó la “tragedia” y exigió “una pronta investigación”, además de seguridad para los sacerdotes de todo el país.

/ LMPT