Radio La Patria On-Line:
Bolivia Noticias

Anapo ratifica desabastecimiento de maíz y señalan que el Gobierno solo genera “incertidumbre”

Producción de maíz / EMAPA
En días precedentes, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales, señaló que la reducción de la superficie sembrada de maíz se debe a que los productores optaron por sembrar mayor cantidad de soya porque tiene mejor precio internacional.

La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) ratificó este miércoles que el desabastecimiento de maíz en el país “es real” y que el Gobierno, con sus amenazas de reversión de tierras, solo genera y ocasiona “incertidumbre para aumentar la producción de alimentos”.

En días precedentes, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales, señaló que la reducción de la superficie sembrada de maíz se debe a que los productores optaron por sembrar mayor cantidad de soya porque tiene mejor precio internacional.

Anapo, a través de un comunicado, subrayó que el desabastecimiento de maíz “es real como consecuencia de la sequía ocurrida en la estación de invierno de 2021 y en la estación de verano 2021/2022, así como también por la falta de acceso a la biotecnología y la competencia desleal del contrabando de dicho producto genéticamente mejorado”.

Sobre la advertencia del Gobierno de garantizar la provisión de alimentos mediante la reversión de las tierras que no cumplan con la Función Económica Social (FES), Anapo consideró que más bien se debe consolidar la seguridad jurídica sobre la tenencia de la tierra de los productores.

“La amenaza sobre el principal medio de producción del sector”, como es la tierra, no es un eficiente incentivo para promover la producción; por el contrario, las declaraciones del Gobierno solo “generan incertidumbre para aumentar la producción de alimentos en un escenario donde lo que más se necesita es promover las inversiones productivas”, aseveró la asociación.

Además, los productores volvieron a reafirmar su pedido al Gobierno de unir esfuerzos para consolidar una agenda productiva con el fin de evitar la escasez de los principales productos de la canasta alimentaria, para crear más fuentes de empleo e incrementar las exportaciones.

“Los productores no especulamos con el hambre de las familias bolivianas y más bien contribuimos con nuestra producción de granos para asegurar los alimentos esenciales de la canasta familiar, como es el pollo, el cerdo, la carne de res, la leche y los huevos, entre otros”, detalló Anapo en su pronunciamiento.

/HNF/