Bolivia Noticias

Toman el campus de la universidad de Tarija, exigen la renuncia de dirigentes prorrogados

Estudiantes de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho exigen la renovación de la FUL /ANF
Los estudiantes movilizados exigen que los dirigentes de la FUL y de los centros de estudiantes que están prorrogados en sus mandatos renuncien, para que posteriormente se convoque a elecciones para la renovación dirigencial.

Estudiantes de la Universidad Autónoma «Juan Misael Saracho» de la Facultad de Ciencias de Económicas y Financieras de Tarija cerraron y tomaron de forma pacífica el campus universitario, la mañana de hoy, para exigir la renovación de la Federación Universitaria Local (FUL).

Los estudiantes movilizados exigen que los dirigentes de la FUL y de los centros de estudiantes que están prorrogados en sus mandatos renuncien, para que posteriormente se convoque a elecciones para la renovación dirigencial.

“Tuvimos una charla con el ejecutivo del Centro de Ingeniería Civil no nos dio la respuesta que esperábamos. No vino con la nota para llamar a asamblea en la carrera (…). Hay una negativa de la FUL para dejar el cargo, por eso vinieron de otras carreras para solucionar sus problemas”, señaló un estudiante a Plus TLT.

Asimismo, manifestó que se desalojará a todos los estudiantes y docentes que están en el campus hasta que renuncien los dirigentes.

Según ANF, las acciones se asumen en medio de cuestionamientos a dirigentes que han ampliado sus gestiones más allá de sus mandatos, asimismo, a aquellos que están eternizados en las dirigencias.

DENUNCIAS
El lunes reciente, tras los hechos ocurridos en la Universidad Autónoma «Tomas Frías» del departamento de Potosí, se ha develado la permanencia del estudiante M. M. por más de diez años en la Universidad Mayor de San Simón, actualmente preside la Confederación Universitaria Boliviana (CUB) que aglutina a las Federaciones Universitarias Locales y a los centros de estudiantes del sistema universitario público, informó la ANF.

Además, ejerce funciones en el Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), con un sueldo que asciende a más de 21 mil bolivianos, no obstante, el universitario no cumplía los requisitos para ser miembro de este organismo.

Esta y demás críticas han surgido después de la tragedia en la Tomás Frías, donde cuatro universitarias murieron en una avalancha humana.

/SVL