Internacional Rusia

Rusia rechaza las acusaciones sobre presunta masacre en Bucha

Rusia rechaza las acusaciones sobre presunta masacre en Bucha
Rusia rechaza acusaciones sobre presunta masacre en Bucha / DW
Rusia pidió a los líderes internacionales a no apresurarse con declaraciones condenatorias y solicitar información de varias fuentes.

Desde el Kremlin, perteneciente el Gobierno de Rusia, se rechazó de manera categórica las acusaciones occidentales sobre la presunta masacre cometida por tropas rusas en la localidad de Bucha, cerca de Kiev, Ucrania.

El portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov indicó que Moscú pide la discusión del tema «al nivel más alto» y por eso había solicitado una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

«Rechazamos de forma categórica todas las acusaciones», dijo el portavoz ruso durante su rueda de prensa diaria.

Según el departamento de Exteriores ruso, el Reino Unido vetó la solicitud rusa para convocar una reunión urgente del Consejo de Seguridad.

«Nuestros diplomáticos continuarán sus esfuerzos activos para que el tema aparezca en la agenda del Consejo de Seguridad», prometió Peskov, quien añadió que se trata de «un asunto demasiado serio», según reporte del portal Swissinfo.

En este sentido, pidió a los líderes internacionales a no apresurarse con declaraciones condenatorias y solicitar información de varias fuentes.

Asimismo, las autoridades ucranianas denunciaron el hallazgo de más de 400 cadáveres en las calles de Bucha, lo que según el ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba, es la peor masacre en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

El Ministerio de Defensa de Rusia aseguró el reciente domingo que las imágenes publicadas por el Gobierno ucraniano no correspondían con la realidad.

«Queremos señalar especialmente que todas las unidades rusas abandonaron por completo Bucha el 30 de marzo, el día después de la ronda de conversaciones presenciales entre Rusia y Ucrania en Turquía», manifestaron desde dicha cartera de Estado.

Finalmente, Rusia sostiene que fue el 31 de marzo cuando el alcalde de Bucha confirmó mediante un mensaje de vídeo que ya no habían tropas rusas en la ciudad; sin embargo, no mencionó en ningún momento que había residentes locales tiroteados en las calles con las manos atadas.

/MDCB