Dan de alta a la niña embarazada y la llevan a un centro especializado de la Iglesia

124
La familia de la niña de 11 años decidió continuar con el embarazo / ARCHIVO EL DEBER

La tarde de este martes dieron de alta a la niña que sufrió agresión sexual por parte de su abuelastro en Yapacaní, Santa Cruz. La Iglesia Católica confirmó que se llevó a la menor a un centro especializado de la capital cruceña, donde continuará el proceso de gestación, hasta el nacimiento del bebé.

“La niña recibirá a partir de ahora apoyo psicológico y médico, además de alimentación y vivienda, para que pueda llevar una vida normal y de esperanza”, afirmó el delegado Episcopal de la Pastoral de la Salud, en la Arquidiócesis de Santa Cruz, Víctor Hugo Valda, en contacto con El Deber.

La niña fue dada de alta de la Maternidad Percy Boland, aproximadamente a las 16:00 horas, ella salió luego de una valoración realizada por un equipo médico que certificó que su salud y la del bebé están estables.

La representante de Derechos Humanos de Santa Cruz, María Inés Galvis, que estuvo presente durante la valoración médica, afirmó que la niña se siente emocionalmente estable, situación que favorecerá para continuar con el embarazo, reportó el diario El Deber.

Galvis informó que la niña, por voluntad propia, indicó que quiere a su bebé al igual que su madre.

“Eso ya decidió la familia. Es muy valorable, valioso, y tanto la niña como la criatura están muy bien, según la valoración médica”, señaló Galvis.

El representante de la Iglesia Católica manifestó que la menor vivirá en el hogar sola, sin la asistencia de un familiar, pero en compañía de personal de apoyo y de otras menores que también se encuentran internadas.

“A ella la Iglesia le hará un seguimiento para que el proceso de gestación sea normal y después la veamos como una triunfadora”, indicó Víctor Hugo Valda.

Por otra parte, se informó que la Iglesia no asistirá de manera jurídica a la menor, ya que esta, según el delegado Episcopal, es una potestad de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia.

Defensoría del Pueblo

“La actuación de la Iglesia (Católica) con la niña creo que es un acto delincuencial y pondremos en conocimiento esta situación ante el pontífice (Papa Francisco). El rol de la Iglesia es otro”, señaló la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, en contacto con El Deber, luego de enterarse que la niña está en un hogar administrado por la Iglesia Católica en Santa Cruz.

Asimismo, informó que se está analizando presentar una cautelar ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, ya que, consideran que existe un delito de tortura en contra de la menor, la cual inicialmente dijo que no quería tener al bebé.