ONU presenta programa de financiación para apoyar a la economía de Afganistán

28
El 97 por ciento de la población afgana estará en problemas de pobreza para 2022 / Archivo EFE

Con el fin de mantener en equilibrio la economía de Afganistán y generar actividades por las cuales las familias tengan algún ingreso propio, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció este jueves la decisión de crear un programa de financiación destinado a depositar dinero en ayuda a los afganos.

Actualmente, el sistema financiero afgano está casi paralizado, la moneda nacional (el afgani) prácticamente dejó de circular y sin medidas de apoyo rápidas se calculó que el 97 por ciento de la población estará en situación de pobreza entre inicios y mediados de 2022, reportó la Agencia de Noticias Internacionales EFE.

“Este fondo empezará a funcionar con 50 millones de dólares que Alemania acaba de ofrecer”, señaló el administrador del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Achim Steiner.

La idea de este mecanismo no es suplantar la ayuda humanitaria que brindan las agencias de Naciones Unidas a través de otros canales, al contrario, se centran en ayuda alimentaria y en garantizar el acceso al agua potable y otros servicios básicos, como la salud y la educación.

El Administrador del PNUD explicó que el fondo especial para Afganistán subvencionará pequeñas y microempresas, de preferencia dirigidas por mujeres, y dará el aporte de partida para emprendimientos, lo cual permitirá que la gente tenga sus propios ingresos y reducirá la dependencia de la ayuda externa.

El programa anunciado hoy, también financiará proyectos de pagos en efectivo a cambio del trabajo de personas desempleadas que sirvan de mano de obra para la rehabilitación de infraestructuras locales dañadas.

Asimismo, los ancianos, discapacitados y otros grupos especialmente vulnerables recibirán una subvención temporal. Sin embargo, este fondo no podrá cubrir los salarios de empleados de sectores esenciales, como la sanidad o la educación, que llevan meses sin recibir sus salarios.

“Ofrecer a las personas una fuente de ingresos, mostrarles que pueden ganar su dinero significa respetarlos y devolverles la dignidad”, expresó la directora regional para Asia Pacífico del PNUD, Kanni Wignaraja.

Tras la salida de Estados Unidos (EE.UU.) y el retorno de los talibanes al poder, la crisis en Afganistán pasó poco a poco a un segundo plano en las preocupaciones internacionales, no obstante, la ONU está consciente que los próximos meses de invierno pueden ser terriblemente “duros” para la población afgana.

“Este fondo complementa la financiación internacional para actividades destinadas a salvar vidas y servirá para evitar que empeore la emergencia humanitaria”, manifestó Steiner.

Finalmente, la ONU utilizará una red de 1.500 representantes comunitarios para llevar directamente al terreno los beneficios de ese fondo, en el que espera recolectar más de 600 millones de dólares en un año para prestar apoyo a 4,5 millones de afganos.

/AAC/