Jornada de protestas por la Ley 1386 no afecta actividades comerciales, ni de transporte

104
Protestas contra la ley1386. | APG

La primera jornada de protesta en contra de la Ley 1386 se desarrolló este jueves con normalidad en las distintas regiones del país, excepto en los horarios en los que gremialistas y cívicos salieron a las calles.

Transporte, salud, comercio, entre otros trabajaron con regularidad. Sin embargo, las marchas fueron contundentes en La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Oruro, Tarija, y Sucre, mientras que en Beni y Pando se llevó con normalidad todas las actividades.

El único lugar dónde se sintió la protesta fue en Potosí, debido al paro del Comité Cívico de esa región que no descartó una huelga indefinida, reportó el portal Innovapress.

En tanto, el vicepresidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Nelson Gutiérrez, indicó que pese a que algunos sectores como los cooperativistas mineros, no se sumaron a las medidas, el paro se cumplió en la ciudad de Potosí.

“Hemos hecho una evaluación, hemos recorrido la zona del mercado Uyuni está paralizado, la zona baja también, la Circunvalación, pero entendemos que va haciendo cuerpo el paro de 48 horas. Es un paro movilizado, disciplinado y pacífico. Ha sido contundente hasta ahora”, indicó Gutiérrez a diario El Potosí.

Por otro lado, el secretario ejecutivo de la Confederación de Gremiales de Bolivia, Francisco Figueroa, también calificó como “contundente” las movilizaciones, y dejó para días posteriores la planificación de un paro escalonado de manera progresiva y articulada con otros sectores.

“Fue una marcha total del comercio minorista en varias capitales y en Santa Cruz. Mucha gente y el Gobierno han dicho que los gremiales estaban divididos, pero estas marchas demuestran que somos una fuerza invencible, todos unidos, moros y cristianos sin partido político”, añadió.

Asimismo, se vio agradecido por los 200 mil gremiales que tiene Santa Cruz y volvió a realizar el pedido de la abrogación total de la Ley 1386 y que el Gobierno junto a los sectores populares redacten una nueva Ley que sea de beneficio para todos los bolivianos.

Por su parte, el dirigente Jesús Cahuana, afirmó que la movilización gremial en la capital oriental fue contundente y descartó que la protesta sea política.

“De aquí para adelante vamos a ver qué acciones más vamos a tomar, lo único que exigimos es la abrogación de la Ley 1386 y la no politización de las medidas”, expresó.

En Cochabamba, se registraron bloqueos en la zona norte, marchas en las calles Punata, San Martín y la plaza San Sebastián, que se dirigían hacia la plaza 14 de Septiembre y la plaza de las Banderas.

En Tarija, no hubo paro, pero diferentes instituciones marcharon y anunciaron que continuarán con las movilizaciones.

Radicalización de medidas

“Estamos en rechazo total a esta ley, no es una lucha solo de comerciantes, es una ley mordaza. Impuestos y Aduana ya agarran del cuello a nuestro sector. En rechazo a estas leyes malditas. Los comerciantes estamos en rechazo total, exigimos la abrogación total de esta ley maldita”, indicó el dirigente de los gremiales César Gonzales, en Cochabamba.

Aseveró que si el Gobierno no abroga la Ley, estos radicalizarán las medidas y estarán hasta las últimas consecuencias, indicó.

El dirigente aseveró que la confederación nacional se reunirá en las próximas horas y definirá las nuevas medidas de presión. No descartó una marcha hacia la ciudad de La Paz, reportó el diario Los Tiempos.

Gobierno

Por su parte, el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, calificó que las movilizaciones no generaron “ningún efecto” porque, en su criterio, “ha resultado la socialización” y sectores no creyeron “la mentira de la oposición”.

“Nunca nuestro Gobierno ha permitido violar los derechos que tienen nuestros hermanos gremialistas y transportistas”, añadió.

El vocero del Ministerio de Economía, Jaime Durán, indicó que gradualmente la socialización para desvirtuar la desinformación de la oposición dio sus resultados.

“Ya la población está comprendiendo que esta ley no va en contra de los gremiales y varios otros sectores están entendiendo que esta ley es importante porque se trata de combatir actividades ilícitas y acceder al camino del diálogo es lo más aconsejable que se tiene que hacer”, manifestó.

El viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva, declaró que el Gobierno está dispuesto a que el sector gremial participe de los “ajustes” a la Ley 1386 de Estrategia Nacional de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas.

Sin embargo, señaló que es difícil convocarlos ante la presencia de “varias dirigencias”.

/RMMP/