En Cochabamba aproximadamente 200 personas son estafadas y sospechan de 20 “apps” fraudulentas

227
Estas plataformas “endulzan” al usuario / Archivo EL PAÍS

Las estafas piramidales se multiplican en las redes sociales y la promesa de ganancias porcentuales interesantes a cambio de efectuar simples tareas detrás de un dispositivo electrónico es el “gancho” con el que se ha logrado seducir a víctimas.

El abogado Diego Fabián, quien representa a más de 130 víctimas no solo de la “llajta”, sino también de Oruro, Tarija, Pando y Potosí, reveló el domingo reciente que el número de cibernautas resultó damnificado en la región.

Esta situación salió a la luz la semana pasada, con la aplicación “iShop” como plataforma que les robó a más de 2.400 usuarios bolivianos que confiaron depósitos cuantiosos con la ilusión de lograr más dinero.

“En Cochabamba son aproximadamente 200 personas las cual han sido víctimas de esta página”, señaló el jurista, quien se encuentra en el proceso de acumulación de casos individuales para presentarlos en conjunto.

La ampliación de la denuncia se realizará este lunes con la inclusión de otros 83 estafados. Cabe aclarar que el despacho de Fabián es uno de los que concentra más causas. Sin embargo, las 200 víctimas han tomado distintos servicios de defensa, reportó Opinión.

“Ya tenemos fiscal asignado, investigador y una prueba contundente: las transacciones que se hicieron a nombre de Maritza Aramayo”, advierte el letrado, mencionando a una de las dos mujeres que prestó su nombre para que los estafados depositaran sus dineros en cuentas bancarias.

Sobre los defendidos que radican en otros departamentos, es probable que el fiscal en Cochabamba pueda rechazarlos, considerando que no pertenecen a su jurisdicción, explicó Fabián.

Modus operandi

Estas plataformas “endulzan” al usuario, en una suerte similar a lo que sucede con el casino o el bingo, cuando el cliente obtiene ganancias el cual lo invitan a continuar apostando.

Fue eso lo que habría hecho “iShop”, que proponía a los cibernautas invertir desde 100 bolivianos a cambio de lograr réditos diarios por el desarrollo de algunas tareas.

En una especie de fachada, el cual aparentaba presentar la compra y venta de productos, pero en el fondo estaba vacío, generaba la ilusión al estafado de que se producía movimiento.

Montos

De los casos que atiende el despacho de Fabián, el más significativo es de una persona que depositó 90 mil bolivianos. Luego, hay otras personas que dieron 100, 500, mil o dos mil bolivianos.

Mientras que en Santa Cruz, una familia “invirtió” medio millón de bolivianos. Varios miembros aportaron sumas que finalmente hicieron el monto.

Víctimas procesadas

Son varios usuarios que recurrieron a préstamos de familiares, créditos bancarios o hipotecas para conseguir más dinero e inyectarlo en la “app iShop”.
Fabián anunció que ahora muchos enfrentan, incluso, procesos.

“Las personas que se prestaron dinero están afrontando ya un proceso ejecutivo para que otras que se vieron afectadas puedan recuperar (su dinero). Este delito da paso a otros juicios contra las mismas víctimas que apelaron a préstamos”, añadió.

/AAC/