Misioneros de Estados Unidos son secuestrados en Haití

55
La periferia del Puerto Príncipe en Haití / FRANCE 24

Al menos 15 misioneros y sus familias fueron secuestrados por una banda criminal este fin de semana en la periferia del Puerto Príncipe en Haití. Entre ellos niños, quienes quedaron en manos de una banda armada que desde hace meses realiza raptos y robos en la zona y la frontera con República Dominicana.

“El bienestar y la seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero es una de nuestras principales prioridades en el Departamento de Estado. Conocemos esta información y no tenemos nada que agregar por el momento”, señaló un portavoz del Gobierno estadounidense.

La mañana del sábado la banda denominada “400 mawozo” desvió varios autos que transitaban por rutas que controla y secuestró a los estadounidenses, así como a ciudadanos haitianos.

“Los misioneros y sus familiares volvían de visitar un orfanato situado a 30 kilómetros del Puerto Príncipe”, dijo el portavoz estadounidense.

En abril diez personas, incluidas diez religiosos franceses, fueron también secuestradas por esa banda en la misma zona, reportó El Periódico de Catalunya.
Liberados después de 20 días de cautiverio, el padre Michel Briand indicó en ese entonces, que el grupo estaba en un mal lugar, en un mal momento y que quienes los raptaron no habían planeado secuestrarlos.

Las bandas armadas, que durante años han controlado los distritos más pobres de la capital haitiana, han extendido su poder a Puerto Príncipe y sus alrededores, donde el número de secuestros extorsivos está en aumento.

Son más de 600 delitos de este tipo que se registraron en los primeros tres trimestres de 2021, contra 231 en el mismo período de 2020, según el Centro de Análisis e Investigación en Derechos Humanos, con sede en la capital haitiana.

Una profunda crisis política paraliza el desarrollo socioeconómico de Haití desde hace largos años. El asesinato del presidente Jovenel Moïse el 7 de julio por un comando armado en su residencia privada sumió aún más al país caribeño en la incertidumbre.

/AAC/