Tormenta solar afectará la Tierra hoy y es posible que genere interrupciones en las redes eléctricas, según NOAA

991
Eyección de masa coronal fue observado por los astrónomos el pasado sábado en el lado del sol que da sobre la Tierra / NASA

Una tormenta geomagnética a causa de una erupción solar masiva que afectará la Tierra este lunes y es posible que genere interrupciones en las redes eléctricas, a la vez podría llevar la aurora boreal cientos de kilómetros al Sur, incluso hasta la ciudad de Nueva York, alertó la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estado Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés).

El fenómeno es una llamarada conocida por los expertos como “eyección de masa coronal” (CME, por sus siglas en inglés) y fue observada por los astrónomos el sábado 9 de octubre en el lado del sol que da sobre la Tierra. Las CME se producen en los períodos de mayor actividad solar.

Sin embargo, la mancha solar activa AR2882 entró en erupción el sábado, produciendo una fuerte llamarada solar de clase M1.6 y una CME dirigida a la Tierra, reportó el diario digital argentino Infobae.

La alerta de la NOAA destacó que la tormenta geomagnética generaría fluctuaciones en la red eléctrica con alarmas de voltaje en latitudes más altas, ya que en esas zonas la Tierra se encuentra más expuesta.

Además, los satélites podrían verse afectados y mostrar “irregularidades de orientación” por lo cual tendrían que ser redirigidos desde los controles en tierra, lo mismo que cualquier objeto en la órbita terrestre baja el cual experimente una mayor resistencia. La tormenta geomagnética podría alcanzar la categoría G2, el cual es moderadamente fuerte, según la agencia estatal de EE.UU.

“El análisis de eventos y la salida del modelo sugieren la llegada de CME para el mediodía de hoy, con efectos persistentes que persistirán hasta el martes 12 de octubre”, indicó la NOAA.

Asimismo, dijo que esto ocurrirá desde la tarde de hoy e inicio de la noche en el Reino Unido y Europa, a mediodía y media tarde en Argentina y América del Sur.

“Existe una pequeña posibilidad de que una aurora llegue al extremo Norte de Inglaterra e Irlanda del Norte esta noche, pero las nubes se rompen y, por lo tanto, los avistamientos son más probables en Irlanda del Norte”, señaló la agencia.

La tormenta solar más importante de la que se tiene registro se produjo en 1859 y es conocida como el Evento Carrington / iStock

Lo más probable es que sea visible en las latitudes altas, tanto en el Sur como en el Norte de la Tierra. Es decir, que podrían verse, si las condiciones son adecuadas, en lugares como Tasmania, Escocia, el Sur de Suecia y los estados bálticos.

La aurora polar es un fenómeno atmosférico que se ve en forma de brillo o luminiscencia en el cielo nocturno, generalmente en zonas polares, aunque puede aparecer en otras zonas del mundo durante breves períodos. En el hemisferio Norte se la llama aurora boreal y en el Sur aurora austral.

La tormenta solar más importante se produjo en 1859 y es conocida como el Evento Carrington, pero por las previsiones señaladas esta no alcanzaría una magnitud semejante.

El evento Carrington dejó una aurora visible a través del cielo, incluso en latitudes mucho más cercanas al ecuador y se describió en informes contemporáneos como incluso más brillante que la luz de la luna llena.

Esa tormenta solar provocó fallas en los sistemas de telégrafo en toda Europa y América del Norte, por entonces el más importante medio de comunicación a distancia. Si se produjera en la actualidad un fenómeno similar se estima que podría causar miles de millones de dólares en daños a nivel mundial.

Los astrónomos dicen que la actividad solar aumenta y disminuye cada 11 años. Se trata de un fenómeno natural, aunque no actúa con extrema precisión. Los especialistas señalaron que la Tierra se encuentra en los primeros años de un nuevo período de actividad.

Mientras que científicos aseguraron que el sol podría estar despertando durante un período de mayor actividad de erupciones solares, después de haber estado relativamente tranquilo durante años anteriores.

Las erupciones solares son de varios tipos. La clase X es considerada la más intensa. El CME ocurrido el sábado fue un evento de clase M, el segundo más fuerte detrás de X. Como las llamaradas dirigidas hacia la Tierra se pueden observar como un halo alrededor del sol, esto se conoce como “Halo CME”.

/AAC/