Consolidan asistencia técnica internacional para recuperar los lagos Uru Uru y Poopó

51
Instituciones salen a la Plaza 10 de Febrero para concientizar sobre la situación del Lago Poopó y Uru Uru /LA PATRIA

Ante el pedido de organizaciones y comunidades, expertos de la Secretaría de la Convención Ramsar evaluarán la degradación de los lagos Uru Uru y Poopó, para luego emitir un informe con recomendaciones técnicas para la recuperación de los ecosistemas.

Antes de la llegada de la comisión, instituciones, organizaciones y comunidades afectadas, salieron para concienciar a la población y llamar al cumplimiento de las acciones previas antes de la llegada de la comisión prevista para el 20 al 24 de septiembre.

Llamado a la Comisión

En julio de 2019, en el marco de la campaña #LagoPoopóEsVida, comunidades locales y organizaciones ambientales, sociales y de mujeres enviaron a la Secretaría de Ramsar información sobre el estado de los lagos y solicitaron asistencia técnica para evaluar su salud. El gobierno boliviano hizo luego la solicitud formal para viabilizar la visita.

“Reconocemos la voluntad política de autoridades nacionales para obtener apoyo internacional ante la crisis ambiental. Las misiones de Asesoramiento Ramsar, son una herramienta eficaz para tener asesoramiento especializado e independiente orientado a la preservación de los humedales”, manifestó la abogada de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), Claudia Velarde.

Declaración

En 2002, el Lago Poopó fue declarado Humedal de Importancia Internacional junto con el lago Uru Uru bajo la Convención Ramsar, un tratado intergubernamental para la protección de esos entornos naturales.

“Los lagos Uru Uru y Poopó garantizan la recarga hídrica de pozos y fuentes de agua, regulan el clima, son hábitat para la avifauna, permiten la seguridad y soberanía alimentaria de las poblaciones aledañas y son el cobijo de culturas milenarias”, manifestó Limbert Sánchez, del Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA).

Compromiso y expectativa

Al incluir a los lagos Uru Uru y Poopó como sitio Ramsar, el Estado boliviano se comprometió a conservar las características ecológicas de estos humedales. En ese sentido, la visita de la misión de expertos despierta la expectativa de los sectores afectados, que consideran una oportunidad clave para obtener recomendaciones objetivas y especializadas orientadas al cumplimiento de ese compromiso.

“Estamos pendientes de la visita de la Misión Ramsar. Debe tomarse en cuenta la situación del ecosistema, pero también los factores que siguen influyendo en su degradación. Se deben adoptar estrategias para combatir el cambio climático, poner un alto a la contaminación minera”, señaló Ángela Cuenca, coordinadora del Colectivo CASA.

Ante la sequía del Lago Poopó y la contaminación en el Uru Uru, hay expectativas por la llegada de la Comisión Ramsar para el apoyo técnico de los humedales.