Según Cox, policías que estén involucrados en el “motín de 2019” deben ser apartados

88
El viceministro de Régimen Interior y Policía, Nelson Cox / ARCHIVO AGENCIAS

Con el objetivo de recuperar la dignidad de la Policía, todos los efectivos que estén involucrados en el “motín policial 2019” deben ser apartados de la institución del “verde olivo”, declaró el viceministro de Régimen Interior y Policía, Nelson Cox.

“Todos sabemos que ha sido motín policial porque así han enarbolado, así panfletearon, así han hecho sus pancartas, así se movilizaron y lograron que nuestro Presidente Evo Morales en su momento renuncie. Eso tiene consecuencias. Estos son trámites disciplinarios para que esos efectivos sean sancionados y en los casos más graves sean suspendidos sin derecho a reincorporación”, manifestó la autoridad en contacto con radio Illimani.

Al respecto, opinó que la institución del orden “debería” alejar a los efectivos que participaron en el repliegue del 2019 y así de esta manera los servidores públicos policiales respetarán los mandatos constitucionales.

“Los procesos deben continuar, es lo correcto, vamos a garantizar que eso avance. Debemos dignificar (a la Policía) apartando a los malos efectivos. Debemos hacer un filtro de todos aquellos que han incumplido a la Constitución porque fueron irreverentes ante la democracia desconociendo un Gobierno”, sostuvo la autoridad.

El 8 de noviembre de 2019, efectivos de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de Cochabamba fueron los primeros en replegarse. Posteriormente, la medida fue repetida en el resto del país

Su demanda de ese entonces fue la renuncia del comandante departamental, Raúl Grandi, quien supuestamente ordenó proteger a los grupos del MAS afines a Evo Morales y reprimir a los ciudadanos que protestaban luego de las Elecciones Generales del 2019.

El representante del 85% de los 38.000 uniformados que componen la Policía Boliviana, suboficial de Estado Mayor Jhonn Vásquez Pereira, afirmó que lo sucedido el 8 de noviembre de 2019 no fue un “motín”, sino un “repliegue”.

De la misma forma, admitió que se cometió algunos excesos, como la quema de la wiphala y de sus insignias.