Encargado del estudio del caso «fraude» no tiene experiencia en el campo electoral

103
Juan Manuel Corchado / Archivo Salamanca 24 horas

El “especialista”, Juan Manuel Corchado, quien estuvo a cargo de la pericia presentada en días precedentes por la Fiscalía sobre los comicios de 2019, afirmó que no tiene experiencia en el campo electoral, o estudios estadísticos similares.

“Es la primera vez que realizamos una pericia sobre un proceso electoral”, admitió Corchado en contacto con la Red Uno.

En su hoja profesional destaca que es catedrático de la Universidad de Salamanca en el área de Informática e Inteligencia Artificial, de acuerdo al reporte del diario El Deber.

Sobre el proceso electoral de 2019, Corchado aseveró que estaba “lleno de irregularidades”, asegurando que su peritaje identificó “más de las que aparecen en el informe de la Organización de los Estados Americanos (OEA)”.

Sin embargo, pese a estas irregularidades, indicó que supuestamente no existió “manipulación” de votos.

“(No se identificó) nada que haga pensar que esos datos (votos) hayan sido voluntariamente manipulados”, subrayó.

Asimismo, aseguró que, para realizar el trabajo, la Fiscalía General del Estado le entregó todo el material electoral.

“Simplemente nos hemos dedicado a hacer un análisis de los datos informáticos, no otra cosa. Si hubo falsificación o en el camino o en algún sitio, eso no ha sido el objeto de nuestro trabajo”, manifestó.

Antecedentes

Tras los comicios de 2019, por las manifestaciones y protestas denunciando un “fraude electoral”, debido a las diversas irregularidades observadas, el Gobierno de Evo Morales pidió a la OEA realizar una auditoría de las elecciones de octubre de ese año.

La administración de Morales aceptó que la auditoría al proceso electoral sea vinculante, por lo que decidió convocar a nuevas elecciones con nuevos actores. Sin embargo, las protestas se incrementaron por todo el país y derivaron en su renuncia.

Pese a aceptar el carácter vinculante de la auditoría, denunció que fue víctima de un supuesto “golpe de Estado”.

/JDLF/