En España, presentan proyecto para que dueños de canes limpien la orina de sus mascotas

58
Imagen Referencial / Archivo Internet

El Ayuntamiento de Burgos en España sancionará a los propietarios de canes que no limpien la orina de sus mascotas en vía pública, informó este lunes 16 de julio la concejal de Sanidad, Blanca Carpintero durante la presentación del nuevo proyecto de Ordenanza Municipal para la protección y tenencia de animales de compañía.

La autoridad explicó que este proyecto tiene “la novedad” de obligar al propietario de un can limpiar con una botella de agua las deposiciones líquidas de su mascota cuando orine en la vía pública, bajo sanción leve de 100 a 600 euros en caso de incumplimiento.

Carpintero indicó que este nuevo proyecto de Ordenanza de Animales de Compañía y Domésticos cambia parte del antiguo texto que data del año 2009 y necesitaba una adaptación, ya que en la comuna persiste una preocupación por la protección de los animales y durante la pandemia desempeñó un papel importante haciendo compañía a personas solitarias o enfermas.

La Ordenanza tiene como objetivos regular y fomentar una tenencia responsable de los animales, la adopción y la lucha contra el abandono, entre otros.

El texto presentado por Carpintero regula la generación de espacios señalizados para que los canes puedan pasear, por lo que se colocará diversos mobiliarios urbanos en zonas de esparcimiento.

En estos espacios no podrán entrar más de dos animales por persona ni tampoco podrán acceder canes de “raza peligrosa”, mientras que se permitirá el acceso de animales a los establecimientos, siempre que tengan una correa y el propietario del comercio no indique lo contrario.

Asimismo, la normativa limita a cinco el número máximo de ejemplares de especie canina o felina por domicilio y se deberán esterilizar a las mascotas antes de que cumplan un año.

La esterilización será obligatoria para canes y gatos que se encuentren en polígonos industriales, a tiempo que perros, gatos y hurones deberán estar identificados por un veterinario colegiado con un microchip.

También, se contempla la figura del paseante para perros potencialmente peligrosos, los cuales deberán contar con una licencia administrativa y deberán llevar además, correa y bozal.

La Ordenanza establece una serie de sanciones o multas para aquellos que no cumplan con la normativa, que se clasificarán en sanciones leves, graves y muy graves. Las leves tienen una sanción económica que va desde los 100 a los 600 euros, las graves de 601 a 3 mil euros y las muy graves desde 3.001 a los 30 mil euros.

El documento podría ingresar en vigor en el plazo de tres o cuatro meses. Antes deberá ir al Pleno para su aprobación inicial, posteriormente se esperará un mes para presentar alegaciones en información pública y posteriormente volverá a Pleno para su aprobación definitiva, reportó El Diario de España.

/RXVCH/