Defensoría evidencia vulneraciones laborales de una empresa china en Cochabamba

80
Trabajadores de la empresa china Sinohydro Corporation Limited / Defensoría del Pueblo

Se produjeron vulneraciones a la normativa laboral en el Proyecto Hidroeléctrico “Ivirizu” en Cochabamba, a cargo de la empresa china Sinohydro Corporation Limited, informó este lunes, la Defensoría del Pueblo.

El informe señala que las viviendas de los obreros no reúnen las condiciones mínimas de habitabilidad, indicando que los dormitorios son “precarios”, miden aproximadamente cuatro por cinco metros y duermen diez personas en “payasas” dispuestas en el piso.

Cuartos de los obreros / Defensoría del Pueblo

Respecto a las medidas de bioseguridad necesarias por el coronavirus, mencionó que en el campamento no tienen cámaras de desinfección y la fumigación no es permanente. Además, los instrumentos de trabajo que se les brinda a los trabajadores, son “insuficientes”, de uso común y no son desinfectados para su utilización.

“La ropa de trabajo y equipos de protección personal que se les dota no son los adecuados, debido a que sólo se les da de forma mensual botas, ponchos, guantes y barbijos, pero no overoles de trabajo, gorras, máscaras faciales ni desinfectantes de manos”, señala el informe de la Defensoría.

Ropa y equipos de protección de los trabajadores / Defensoría del Pueblo

Asimismo, se evidenció que la alimentación que reciben los obreros es insuficiente, debido a que “no guarda relación con el esfuerzo físico que despliegan”, y que no reúne las condiciones nutricionales adecuadas.

SUBCONTRATACIONES Y TERCERIZACIÓN
El ente defensorial denunció que la Jefatura Departamental de Trabajo permite la existencia de subcontratación y tercerización por parte de la empresa, pese a que conoció denuncias de los representantes de los trabajadores y realizó una inspección a los campamentos de esta compañía, reportó la red Erbol.

Campamento de la empresa Sinohydro / Defensoría del Pueblo

La Defensoría explicó que en el campamento del Grupo 1 no existen servicios de salud, ni botiquín de primeros auxilios con medicamentos esenciales para los “subcontratados o terceristas”, por lo cual no tienen acceso a la atención básica en caso de accidentes laborales o enfermedades, como el coronavirus.

La Defensoría constató que seis empresas “contratistas” subcontratan aproximadamente a 120 personas en calidad de “subcontratadas o terceristas”.

Los obreros realizan labores de construcción, mecánica, señalización en el camino, “en condiciones laborales inadecuadas y sin las medidas de bioseguridad”.

La institución reveló que ninguno de los empleados cuenta con un contrato de trabajo, ni derecho al seguro social obligatorio, no realizan aportes a las administradoras de fondos de pensiones (AFP) y reciben un pago Bs. 87 por jornal diario.

Según el informe, el asesor legal de la empresa Sinohydro reconoció que a través de los contratos que suscriben con los “contratistas” permiten la “subcontratación y tercerización” de trabajadores, y no supervisaron ni fiscalizaron el cumplimento de la normativa sociolaboral y de bioseguridad de ese grupo de subcontratados.

Ante la situación, la Defensoría recomendó al Ministerio de Trabajo y Previsión Social investigar y emitir las sanciones correspondientes.

/JDLF/