Día Internacional del Trabajador, homenaje a los mártires de Chicago

159
Homenaje a los "Mártiles de Chicago". / TYC SPORTS

Este sábado 1 de mayo se conmemora el “Día Internacional del Trabajador” esta fecha se celebra en varios países del mundo, un homenaje al movimiento obrero y a un grupo de sindicalistas estadounidenses conocidos como mártires de Chicago, que lucharon por la reducción de la jornada laboral a ocho horas en el año 1886.

A finales del siglo XIX, la ciudad de Chicago, Estados Unidos (EE.UU.), era la segunda ciudad más poblada de ese país, cuando estaba presente la revolución industrial, una gran mayoría de los habitantes eran obreros.

Para 1868 el Presidente de los Estados Unidos, Andrew Johnson aprobó la ley Ingersoll para la jornada de trabajo de ocho horas solo para algunos trabajadores como los de obras públicas o personas que trabajan en oficinas laborales, pero no para los trabajadores de fábricas.

La ley contaba con varias cláusulas que permitían el aumento de la jornada laboral y se incrementaron los movimientos de los trabajadores obreros bajo el lema “Ocho horas de trabajo, ocho horas de ocio y ocho horas de descanso”, para reducir las horas de trabajo que llegaban a 12 a 18 diarias.

El movimiento obrero liderado por Albert Pearsons iniciaron una huelga el 1 de mayo de 1886 en Chicago que en ese momento convocaron a 307 manifestantes, pero se unieron 88 mil trabajadores, esta manifestación fue calificada como “indignante” y como “falta de patriotismo”.

La empresa “McCormik” de Chicago no reconoció la “victoria” de sus trabajadores ese día, por lo cual la Policía disparó a los obreros que se encontraban en las puertas de la empresa donde se registraron varios heridos y fallecidos, continuaron así los decesos en los días siguientes.

El cuarto día se realizó una convocatoria masiva en Haymarket Square, un trabajador que nunca fue identificado lanzó una bomba contra las fuerzas policiales, fallecieron siete policías y 60 fueron heridos, este acto fue conocido como “El atentado de Haymarket”. Las fuerzas de seguridad respondieron al atentado dejando una gran cantidad de obreros muertos y heridos.

Estas movilizaciones se extendieron a otras ciudades de los EE.UU. la revuelta terminó con más cinco mil huelgas en todo ese país y con 400 mil trabajadores obreros manifestándose en varias ciudades. Esto llevó a una gran tensión entre el Gobierno estadounidense con sectores empresariales, pensaron que se encontraban frente a una revolución anarquista.

Para el 21 de junio del mismo año se realizó un juicio a 31 trabajadores que fueron acusados por iniciar estos conflictos en Chicago, solo ocho personas fueron identificadas como culpables de esos hechos. Dos personas fueron condenados a cadena perpetua, uno a 15 años en trabajos forzados y cinco a muerte en la horca. Estas personas los nombraron los mártires de Chicago.

/SVG/