Papa Francisco preocupado por retraso de la vacunación masiva contra el Covid-19

1
El Santo Padre pidió que paren los enfrentamientos cruentos que hay en diversos países / AS

El Papa Francisco expresó su molestia por el retraso de la comunidad internacional para la vacunación masiva contra el Covid-19. Esta situación la mencionó después de realizar la tradicional bendición “Urbi e Orbi de Pascua” este Domingo de Resurrección en el Palacio Apostólico de la Santa Sede.

El Papa de nacionalidad argentina opinó que la inmunización masiva es esencial para la lucha contra el coronavirus y pidió a toda la sociedad mundial que realice su trabajo con obligación para no retrasar la vacunación, especialmente para los países con bajos recursos.

“Son una herramienta esencial en esta lucha. Por lo tanto, en el espíritu de un internacionalismo de las vacunas, solicito a toda la comunidad internacional a un compromiso común para superar los retrasos en su distribución y para promover su reparto, especialmente en los países más pobres”, dijo el Papa.

El Santo Padre pidió que paren los enfrentamientos cruentos que hay en diversos países del medio Oriente donde la gente está viviendo en un estado cruel.

“Silencie finalmente el clamor de las armas en la querida y atormentada Siria, donde millones de personas viven actualmente en condiciones inhumanas, así como en Yemen, cuyas vicisitudes están rodeadas de un silencio ensordecedor y escandaloso, y en Libia, donde finalmente se vislumbra la salida a una década de contiendas y enfrentamientos sangrientos”, dijo el Papa.

La cabeza de la Iglesia solicitó a las autoridades que ayuden a las familias más necesitadas ya que la pandemia a causa del coronavirus hizo aumentar la pobreza en diferentes partes del mundo.

“Las autoridades públicas para que todos, especialmente las familias más necesitadas, reciban la ayuda imprescindible para un sustento adecuado. Desgraciadamente, la pandemia ha aumentado dramáticamente el número de pobres y la desesperación de miles de personas”, expresó el Santo Padre.

Según el Papa Francisco el grupo más perjudicado en esta pandemia, fue el de los jóvenes que tuvieron la necesidad de dejar la universidad, la escuela y sin poder relacionarse con personas de su mismo rango.

“Se han visto obligados a pasar largas temporadas sin asistir a la escuela o a la universidad, y sin poder compartir el tiempo con los amigos. Todos necesitamos experimentar relaciones humanas reales y no solo virtuales, especialmente en la edad en que se forman el carácter y la personalidad”, opinó el Papa.

/SVG/