Fiscalía envía a la cárcel a dos implicados por el asesinato de un hombre en un lenocinio

593
Imagen referencial / INTERNET

El Juzgado Primero de Instrucción en lo Penal dispuso la detención preventiva de dos sospechosos del asesinato de Sergio F.A., un hombre enterrado en un lenocinio, informó este domingo el fiscal departamental de La Paz, Marco Antonio Cossío.


La Fiscalía señaló que tienen datos suficientes para sostener que los dos implicados, Danny M.L. y Walter M.Q., son autores del delito de asesinato en grado de complicidad. El hecho fue suscitado en la calle Capitán Ravelo de la ciudad de La Paz.


El Fiscal explicó en la audiencia de medidas cautelares que Danny cumplirá detención preventiva en el penal de San Pedro y Walter en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro.


Sergio fue reportado como desaparecido el 20 de diciembre de 2020 y desde esa fecha se inició una investigación por el delito de Trata y Tráfico de Personas.


El 17 de febrero de 2021, personal policial con ayuda de Bomberos y peritos del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), desenterraron un cuerpo de sexo masculino en un lenocinio.


De acuerdo a la información obtenida se inició el proceso de investigación por el delito de asesinato y poco después se conoció que dos trabajadores del lenocinio habrían tenido pleno conocimiento de la muerte de la víctima.


Los autores del crimen sabían que el cadáver fue enterrado en el mismo lenocinio, pero no lo pusieron en conocimiento de las autoridades competentes. El principal sospechoso del hecho sería Jorge M.M. más conocido como “El Panda” quien es buscado por la Policía para que responda ante la justicia.


De acuerdo a la autopsia del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), la causa de muerte del hombre se debe a una lesión de los centros nerviosos superiores, traumatismo craneoencefálico abierto, con fractura de huesos craneales, traumatismo facial con fractura de huesos de macizo facial, policontuso, además de otras lesiones de defensa.

La muerte data aproximadamente de 60 días, por el estado en el que se encontró el cadáver.

/RMMP/