Al menos 16 masistas fueron liberados luego que Luis Arce tomó el mando del país

1061

Luego que Luis Arce fue posesionado como el nuevo Presidente de Bolivia, fueron liberados al menos 16 masistas, entre ellos, Evo Morales, exministros de su gestión y exgobernadores, como el de Oruro, Víctor Hugo Vásquez.

Las exautoridades fueron denunciadas por el Gobierno de Jeanine Áñez, sin embargo, días antes del 8 de noviembre, cuando Arce se posesionaba como Presidente se emitieron resoluciones a favor de las personas investigadas pertenecientes al Movimiento al Socialismo (MAS).

Entre los liberados, está Evo Morales, quien tenía orden de aprehensión por sedición y terrorismo, a consecuencia de un audio en el que se le escucha dando instrucciones en cercar las ciudades.

Otro de los casos es el de Faustino Yucra, quien estuvo preso en el Penal de San Pedro desde el mes de abril y fue liberado el pasado 13 de noviembre.

Entre los exministros fueron liberados: Carlos Romero (Gobierno), Héctor Arce (Justicia), Juan Ramón Quintana (Presidencia), Javier Zabaleta (Defensa), Wilma Alanoca (Cultura), Nemesia Achacollo (Desarrollo Rural y Tierra).

Los exgobernadores favorecidos fueron: Víctor Hugo Vásquez (Oruro) y Esteban Urquizu (Chuquisaca).

También se liberó a la exjefa de gabinete de Morales, Patricia Hermosa, quien, tras estar en la cárcel por haber sido hallada con una suma importante de dinero para supuestamente financiar conflictos, ahora es directora del Servicio General de Identificación Personal (Segip).

En contra partida, uno de los primeros denunciados fue, el abogado del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Jorge Valda, los exministros Arturo Murillo y Fernando López y el exviceministro de Régimen Interior, Javier Issa. Mientras que el exdirector de Migración, Marcel Rivas fue detenido preventivamente en el penal de San Pedro, por permitir la fuga de Murillo y López.

Posteriormente, se aprehendió al excomandante del regimiento militar de Cochabamba, general Alfredo Cuéllar, quien a la fecha se encuentra con detención domiciliaria, por ordenar supuestamente la intervención al bloqueo en Huayllani y cuya consecuencia fue el fallecimiento de varias personas, según Los Tiempos.