Cúpula “chavista” vulnerable ante el coronavirus que ya invadió su “búnker”

457
Aissami y Cabello dieron positivo para coronavirus / ABC.es

La cúpula del mandatario Nicolás Maduro se ve vulnerable ante el Covid-19 y en su “bunker” ya predomina la enfermedad con varios de sus miembros contagiados, entre ellos el número dos del “chavismo”, Diosdado Cabello y el ministro de Petróleo de Venezuela, Tareck El Asissami, colaborador estrecho del Presidente de ese país.

El jueves reciente Cabello confirmó el padecimiento de la enfermedad, originando que todos los desafíos que hizo Maduro acerca de la pandemia, prácticamente quedé en la nada por un sistema deprimente de salud que tiene Venezuela y cuya crecida de casos reportados no es el real, según algunos medios de comunicación.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta este viernes, ese país tenía acumulados 8.372 casos de coronavirus y reportó 80 fallecidos.

CÚPULA

El ministro de Petróleo de Venezuela, Tareck El Aissami, dijo el viernes que iniciaba su aislamiento con protocolos médicos luego de dar positivo para la enfermedad.

«Una nueva batalla que asumo aferrado a Dios y a la vida!!», escribió en su cuenta de Twitter El Aissami.

Tuit de El Aissami

Según el portal del diario La Opinión de Colombia, El Aissami, en el cargo de Ministro de Petróleo desde el 27 de abril, está entre los funcionarios que fueron acusados formalmente de “narcoterrorismo” por la Justicia estadounidense el 26 de marzo, incluido Maduro, con millonarias recompensas ofrecidas por información que conduzca a su captura.

El anuncio, le sigue al hecho el jueves por el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Constituyente que rige el país con poderes absolutos y también está contagiado.

Otro líder del «chavismo» con la enfermedad es el gobernador del Estado Zulia, Omar Prieto. Es justamente en esa región de Venezuela, donde se registra el mayor foco del virus.

Para Nicolás Maduro la situación ya es preocupante, a lo que él ha denominado la enfermedad como el «virus colombiano».

/DEA/