Radio La Patria On-Line:
Internacional

Protestas en Ecuador en contra del uso excesivo de la fuerza

Las manifestaciones de descontento hacía el Gobierno son muy comunes en Ecuador / Archivo Internet
Exhortaron al Gobierno a respetar el derecho a la vida, el derecho a la protesta social, libertad de asociación y de expresión y, de manera especial, los derechos de las mujeres, así como de los niños.

Con el propósito de reivindicar la lucha social de búsqueda de una sociedad justa y libre; distintas organizaciones sociales e instituciones cívicas del Ecuador realizaron protestas esta jornada. Entre sus principales reclamos estuvo el uso excesivo de la fuerza pública para contrarrestar la protesta social.

En horas precedentes, en un pronunciamiento resaltaron que hasta el 24 de junio se registraron al menos 64 casos de vulneración a los derechos humanos; además de cinco personas fallecidas, cinco desaparecidas, 166 heridas y 108 detenidas, situaciones sobre las cuales, según su criterio, el Estado no presenta cifras oficiales.

Con su medida respaldaron el derecho a la protesta social y a quienes se mantienen en resistencia, especialmente en las ciudades de Quito, Guayaquil, Ambato, Latacunga.

“Las organizaciones sociales se solidarizan con las víctimas de la violencia y exigen el cese inmediato de la represión y responsabilizamos al Gobierno ecuatoriano y al presidente Guillermo Lasso por las consecuencias fatales de la violencia ejercida contra los manifestantes”, señala parte del escrito.

Principales pedidos

Asimismo, denunciaron que la Policía y Fuerzas Armadas buscan callar a quienes se resisten y “reclaman legítimamente” por sus derechos vulnerados, debido a ello, exigen a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH y Relatores Especiales se pronuncien en favor de la protección integral de derechos del pueblo ecuatoriano.

También exhortaron al Gobierno a respetar el derecho a la vida, el derecho a la protesta social, libertad de asociación y de expresión y, de manera especial, los derechos de las mujeres, así como de los niños.

Recalcaron su pedido a las autoridades de viabilizar el diálogo cesando la violencia en las calles y universidades, instituciones que actualmente se usan como centros de refugio y ayuda humanitaria para miles de mujeres, niños de los pueblos y nacionalidades indígenas.

/JDLF/