EEUU Internacional

Nueva York aprueba legislación que eleva de 18 a 21 años la edad mínima para comprar armas semiautomáticas

Nueva York aprueba leyes para regular comercio de armas
Imagen de referencia / AP
En medio del debate que enfrenta a los que piden regulaciones para el comercio de armas y los que se oponen, Nueva York emitió un paquete de leyes enfocado en la distribución y elaboración de armamento.

Tras el reciente tiroteo en Uvalde (Texas) en el que murieron 19 niños, los legisladores de Nueva York aprobaron una nueva legislación que elevó de 18 a 21 años la edad mínima para comprar armas semiautomáticas; la medida se aprobó la jornada precedente como parte de un paquete de leyes para controlar el comercio de armamento.

En un mensaje emitido por la gobernadora de ese Estado, Kathy Hochul, se resaltó esta iniciativa.

“Nuestro paquete legal sobre armas, líder en el país, acaba de ser aprobado por ambas cámaras. Nueva York está tomando medidas rápidas para fortalecer las leyes de alertas de seguridad, cerrar lagunas y proteger a las comunidades”, escribió la autoridad, quien aún debe firmar la ley para que entre en vigor.

La nueva normativa, a su vez, prohibió la venta de munición que atraviesa chalecos antibalas, también se planteó la revisión de la ley conocida como “bandera roja”, para identificar a las personas que eventualmente puedan causarse daño a sí mismas o a los demás en caso de estar en posesión de un arma.

La gobernadora del Estado de Nueva York, Kathy Hochul / Infobae

Con todas esas disposiciones, Nueva York se convirtió en el primer Estado del país en restringir la compra de armamento tras el tiroteo de Uvalde y las recientes matanzas de Buffalo, Nueva York y Tulsa, Oklahoma, según informaron medios internacionales.

Horas antes, el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, instó al Congreso y al Senado federales a prohibir la venta de armas de asalto o, en su defecto, que se aumente la edad mínima para comprarlas de los 18 años a los 25 años.

Biden también solicitó la prohibición de cargadores de alta capacidad, que se refuerce la verificación de antecedentes de los potenciales compradores, la aplicación de la ley para garantizar el almacenamiento seguro de las armas y derogar la inmunidad de la que gozan los fabricantes de armas.

Respecto a ese último punto, la Fiscalía General de Nueva York adoptó medidas seberas contra el sector de fabricación de armas caseras, quienes ahora son regidos por una legislación muy estricta. Las autoridades también ordenaron a 30 empresas dejar de vender piezas, de lo contrario serán multadas.

/ LMPT