Bolivia Noticias

La Paz: Universitarios toman instalaciones de la CEUB y exigen expulsión de Max Mendoza

Estudiantes universitarios de la UMSA y la UPEA realizan la toma pacífica de las instalaciones del CEUB / APG
Los estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Universidad Pública de el Alto (UPEA) e incluso de la Universidad San Francisco de Xavier de Chuquisaca (USFX), llegaron al centro paceño y manifestaron su protesta con carteles en mano en rechazo a la corrupción que se vive en el sistema universitario.

Varios universitarios de las diferentes casas de estudios superiores públicas de La Paz, El Alto y Chuquisaca tomaron este viernes de manera pacífica las instalaciones del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB).


Los estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Universidad Pública de el Alto (UPEA) e incluso de la Universidad San Francisco de Xavier de Chuquisaca (USFX), llegaron al centro paceño y manifestaron su protesta con carteles en mano en rechazo a la corrupción que se vive en el sistema universitario.

¡UMSA, UPEA unidas en la lucha!, ¡No queremos muertes!, ¡Cárcel para Max! ¡Upea de pie, nunca de rodillas!, fueron algunos de los gritos de los protestantes.
“¡Basta de esta corrupción en la universidad! Max Mendoza junto a Álvaro Quelali que están viviendo 30 años del IDH (Impuesto Directo de los Hidrocarburos)”, señaló Karem Apaza estudiante de la UMSA a los medios de comunicación.

Los marchistas pidieron que se suspenda el Congreso Universitario convocado para el próximo lunes en la ciudad de Potosí, porque no se designaron delegados estudiantiles.

El representante de la USFX, Beymar Quisbert, manifestó que en un consejo de dirigentes estudiantiles determinaron solicitar la expulsión del Max Mendoza el dirigente universitario demandado por presuntas irregularidades.

Mendoza tiene 52 años, 33 de ellos estudiando en la Universidad de San Simón, Cochabamba. Fue denunciado por percibir sueldos de más de Bs 21.000 desde el 2018 quien atraviesa en la actualidad por varios procesos legales.

La Fiscalía de La Paz lo investiga por la presunta comisión de siete delitos: peculado, uso indebido de influencias, beneficio en el cargo, usurpación de funciones, contratos lesivos al Estado, contribuciones y ventajas legitimas del servidor público y uso indebido de bienes y servicios públicos.

Por su parte el Ministerio Público pidió a Migración que active las alertas migratorias para evitar una posible fuga mientras duren los procesos de investigación en su contra.

/HNF/