Viceministro de Justicia advierte procesos contra presidentes cívicos de Santa Cruz y Potosí por sedición

224
Los presidentes de los comités cívicos de Santa Cruz y Potosí, Rómulo Calvo y Juan Carlos Manuel / ATB

El viceministro de Justicia y Derechos Fundamentales, César Siles, advirtió este jueves un proceso ordinario por el delito de sedición contra los presidentes cívicos de Santa Cruz y Potosí, Rómulo Calvo y Juan Carlos Manuel respectivamente, por alentar la convulsión e ir en contra del régimen del actual Gobierno.

Siles rechazó que los representantes de esos sectores declaren “enemigos” y “personas no gratas” al Presidente Luis Arce y al vicepresidente, David Choquehuanca, a la par de dar un ultimátum para la anulación de leyes.

«El simple hecho de públicamente arengar y mencionar al Presidente y vicepresidente, legalmente constituidos con el 55 por ciento de votos, como personas no gratas o arengar que van a tumbar al Presidente Luis Arce son hechos que, sin duda, ameritan ser investigados. Son hechos de sedición, terrorismo y conspiración», indicó la autoridad en una entrevista con Bolivia TV.

También se refirió sobre la muerte del joven campesino en Potosí, y afirmó que los autores de ese hecho recibirán una sentencia de 30 años de cárcel sin derecho a indulto y que también se indagarán los hechos de racismo y discriminación, que podrán ser sancionados con cinco a 15 años de cárcel.

“Como Ministerio de Justicia, estamos muy preocupados y alarmados por los hechos de violencia que se suscitaron en Potosí y se están suscitando en Santa Cruz. Lamentablemente, en Potosí, cobró la vida de un joven campesino que falleció como consecuencia de esta convocatoria a un paro cívico indefinido por Comcipo”, señaló el Viceministro.

Asimismo, hizo alusión al caso del presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, quien dijo en la víspera respecto a lo sucedido en Potosí que ha sido categórico el ultimátum de los sectores que estaban con el Gobierno “como los hermanos mineros van a estar en las calles y van a tumbar a este Gobierno”.

El paro indefinido fue convocado por cívicos para rechazar la Ley 1386 de Estrategia Nacional de Lucha Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y Financiamiento del Terrorismo.

/GFS/