Víctimas de Senkata y Huayllani emprenden caminata hacia la ciudad de La Paz

89
La movilización va rumbo a La Paz /LA PATRIA

Aproximadamente dos centenares de personas entre víctimas y familiares de los fallecidos de las denominadas masacres de Senkata y Huayllani de 2019, partieron ayer desde Caracollo en una caminata hacia la ciudad de La Paz en busca de justicia.

A las 08:10 horas, los marchistas salieron de la población de Caracollo, distante a 37 kilómetros al Norte de la ciudad de Oruro. Una pancarta que ocupaba casi el ancho de un carril de la pista era visible a distancia, en medio de una “arboleda” de Wiphalas y alguna que otra Tricolor Nacional.

Día antes se concentraron en ese poblado, delegaciones de los familiares y víctimas de las denominadas masacres de Senkata de El Alto y Huayllani de Sacaba-Cochabamba.

Con la moral en alto y varias fotografías de los fallecidos, sus familiares y víctimas caminaron los primeros kilómetros hacia La Paz, acompañados de las autoridades originarias de Caracollo, quienes respaldaron la movilización, cuyo objetivo es buscar justicia ante las autoridades gubernamentales.

APDH

El presidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de El Alto, David Inca, manifestó al inicio de la movilización que los marchistas buscan justicia en tres niveles.

“Justicia para los hermanos que han asesinados, justicia para los hermanos que han sido torturados y justicia para los hermanos que fueron heridos de bala. Hay que identificar a los que han apretado el gatillo y no solo al Comandante, él ha sido la cabeza, sino que los que han ejecutado tienen que ser sancionados”, manifestó.

La Tricolor Nacional estuvo presente en la marcha /LA PATRIA

De acuerdo al cronograma de la caminata, para el mediodía tenían previsto llegar a Vila-Vila, distante a 55 kilómetros al Norte de la ciudad de Oruro y antes del anochecer a Panduro. Asimismo, se indicó que en ocho días se pretende llegar a la sede de Gobierno.

Antecedentes

En el 2019, cuando Evo Morales abandonó el país tras su renuncia, hubo movilizaciones sociales en varias ciudades, entre ellas, El Alto y Sacaba, cuyo resultado fue de decenas de fallecidos y centenares de heridos, tras enfrentamientos con las fuerzas del orden.