La ANP defiende el buen periodismo y denuncia agresiones

39
Una persona es vacunada con la tercera dosis /LA PATRIA

La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP) ratificó ayer su firme defensa del buen periodismo y de la libre expresión, e informó que de manera frecuente se solidariza y denuncia las agresiones que también sufren trabajadores de medios de información estatales.

En respuesta a un comunicado del Ministerio de Justicia que atribuye la defensa de la libertad de expresión como una “exclusividad institucional” de “dueños de medios de comunicación”, la ANP explica a la opinión pública que desde hace 51 años asumió la tarea de abogar por las libertades de prensa, de expresión y de opinión para todos los habitantes de Bolivia, sin exclusiones. Informamos al despacho de Justicia que estando vigente la Ley contra el Racismo 045, promulgada por el presidente Evo Morales, el mensaje cae en la figura de discriminación por condición económica, profesión, ocupación u oficio (Art. 5), cuando estigmatiza a los dueños de medios por realizar una denuncia, señala la organización que representa a los principales medios impresos.

La ANP recordó al Ministerio de Justicia que el artículo 47 de la Constitución Política del Estado (CPE) otorga a toda persona el “derecho a dedicarse al comercio, la industria o a cualquier actividad económica lícita, en condiciones que no perjudiquen al bien colectivo”.

El artículo 306 reconoce la actividad privada como una forma de organización de la economía plural.

AGRESIÓN

En un mensaje difundido el domingo 17 de octubre, la ANP denunció un ataque verbal desde la cuenta del titular de Justicia, Iván Lima Magne, en Twitter que se adhirió al mensaje del papa Francisco dirigido a los medios de comunicación:

“…pido terminen con la lógica de la post-verdad, la desinformación, la difamación, la calumnia y esa fascinación enfermiza por el escándalo y lo sucio; y que busquen contribuir a la fraternidad humana”.

El ministro Lima escribió: “@pagina_siete @LosTiemposBol @sur_correo @grupoeldeber ahí les habla @Pontifex-es”. La ANP observó que el titular de Justicia asumió como suya la palabra del papa Francisco que identificó faltas graves en el trabajo periodístico, y las atribuyó a cuatro diarios de circulación nacional, citándolos directamente por sus cuentas en Twitter.

El tono reflexivo fue dirigido a la Agencia de Noticias Fides (ANF) y a Erbol Digital.

En un mensaje institucional, la ANP ratifica su mensaje difundido el domingo 17 de octubre, y lamenta que se formule acusaciones públicas contra medios que de manera permanente cuidan por la calidad de las noticias. Hace notar que una opinión no es lo mismo que una sindicación, siendo esta última una formulación de cargos que demandan pruebas.

MEDIOS ESTATALES

La ANP observó la falta de verificación de datos cuando el despacho de Justicia advierte un “sesgo” en las denuncias de agresiones a favor de periodistas de medios privados, y desconoce que desde sus Redes Sociales también se realizan denuncias de hechos de violencia contra colegas que trabajan en medios estatales.

Para citar algunos ejemplos, el comunicado de la ANP recuerda que en su página web www.anp-bolivia.com y Twitter @ANPBolivia se hizo pública la denuncia de la estatal Bolivia TV contra el diputado opositor, José Carlos Gutiérrez, que acusó al medio de “terrorismo comunicacional”.

La organización que representa a diarios, revistas y la Agencia de Noticias Fides (ANF) recuerda que denunció la agresión a un camarógrafo de Bolivia Tv, el pasado 24 de septiembre, en la ciudad de Santa Cruz.

El 8 de abril, la ANP denunció que un periodista y un camarógrafo de Bolivia TV fueron agredidos por militantes de la agrupación Chuquisaca Somos Todos (CST) en el contexto de las elecciones para gobernador.

Entre otros casos, la ANP cita la denuncia de agresión a la periodista Jeruslava Ojeda de Radio Patria Nueva, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, el 10 de marzo. En la entidad defensora de la libertad de expresión, causa extrañeza que los medios estatales, precisamente, no divulguen las denuncias de la ANP considerando que pertenecen a todos los bolivianos.