Orureño crea un accesorio desinfectante de celular

225
Así se ve la carcasa del celular / LA PATRIA

En medio de la pandemia y la necesidad de hacer frente al Covid-19, un joven orureño patentó un accesorio desinfectante de celular denominado “Aditcel”, el cual permite optimizar la carcasa del teléfono móvil y llevar en ella, toallas que ayudan a eliminar todo tipo de bacterias y virus, para así evitar enfermedades.

Justo Reynaldo Zurita, es un joven orureño que tiene 34 años de edad, estudió veterinaria.

Contó a LA PATRIA que la idea del “Aditcel” surgió en 2016 luego de ver estudios que señalaban que de cada diez infecciones seis o siete son producidas por la manipulación del celular.

“La gente entra al baño con el celular, se lava las manos, pero el celular no, y nadie tenía la costumbre de desinfectarlo, entonces el celular se volvió un foco de infección porque lo tenemos en la mano y lo acercamos todo el rato a la boca”, apuntó.

Toalla

En ese año quiso sacar algo, vio conveniente insertar una toallita comprimida tipo tableta en la carcasa para desinfectar el aparato móvil, pero al ver algunos intentos fallidos dejó el proyecto en pausa.

“Lo deje así, pero en plena pandemia (en 2020) al ver que la gente estaba tomando conciencia de los virus y bacterias retomé y logré encontrar la solución, la toallita con alcohol al 70% se expande de una manera lenta y eso permite que no sea voluminoso en el celular y al no ser voluminoso no perjudica, es una carcasa que es bastante delgada y la persona ya tiene desinfectante que se vuelve en una tela”, apuntó.

La primera muestra es considerada un “Frankenstein”, ya que lo realizó de manera artesanal con material que encontró a su alcance, actualmente realiza la impresión en 3D y el invento tiene capacidad para cuatro toallitas las cuales humedecidas con alcohol funcionan de maravilla.

El “Aditcel” se registró en julio del año pasado ante el Servicio Nacional de Propiedad Intelectual (Senapi) y fue el único invento realizado a nivel nacional en tiempos de Covid-19, las exautoridades de esa entidad le comprometieron apoyo para su producción, pero sólo se quedó en palabras.

Justo Reynaldo Zurita es un autodidacta, tiene una mente creadora, y en puertas tiene otros inventos para ser registrados ante el Senapi.