Familias de Sunavi lloran muerte de sus animales

1579
Algunas ovejas fueron enterradas en este lugar, el sol los consume rápidamente y sólo quedan los huesos / LA PATRIA

Familias de Sunavi lloran la muerte de sus animales, que por falta de agua perecen en los extensos campos sin forraje, ni alimento. Los comunarios, tuvieron que hacer una especie de pequeños cementerios o fosas comunes para enterrar a su ganado.

Desde el municipio de Toledo, LA PATRIA recorrió al menos 30 kilómetros en una vagoneta para llegar a Sunavi, una de las últimas comunidades de la Provincia Saucarí. En el lugar, los restos óseos de algunos animales reposaban sobre el desgastado suelo y bajo el intenso sol de la media mañana.

Uno de los cementerios

Doña Cirila Villca Copajira, es una de las comunarias afectadas. A falta de agua, vio morir a 25 de sus ovejas mientras esperaba la lluvia. Por la difícil situación, tuvo que hacer un “cementerio clandestino” para enterrarlos.

“Me dedico 20 años al ganado ovino, pero ahora ya no tenemos agua, no sé cómo podemos expresar nuestros sentimientos al ver que nuestros ganados están muertos por falta de agua y forraje. No tenemos agua y son momentos difíciles, porque nuestros animales mueren en las vigiñas y pozos secos”, dijo entre lágrimas.

Peleas por agua

Según el testimonio de los pobladores, de algunos pozos, comenzaron a extraer aguas profundas que les trae dolores estomacales y que por instinto, los animales se niegan a tomar.

No hay agua en los tanques para cosecha de lluvia porque no llegan ni una sola nube la lugar / LA PATRIA

“Este último ha llegado cuatro cisternas, pero no alcanza y por agua nos estamos peleando. No hay para el ganado ni para nosotros, lo que tomamos nos hace mal, porque en otros lados es muy salada y picante. Yo ya he enterrado unos 20 animales”, rompió el llanto otra de las comunarias.

Desde el pozo

A cinco minutos del lugar, se encuentra la casa de doña Julia, una mujer que tuvo que excavar un pozo para sacar algo de agua, que su ganado se niega a tomar y en cambio, por el hambre, se comen la lana de otras ovejas.

“Está bastante de sed la oveja y por eso hace eso, por esta falta de agua también me dejaron las wawas, por eso se está quedando vacía. El ganado no quiere tomar la poca agua porque es picante y salada”, detalló.

A falta de agua y forraje, el ganado de Sunavi, casi termina los cultivos de Qawchi, una planta que sazona su carne, pero que por el salitre, hace que tengan más sed.

Varios animales de la comunidad fallecieron en medio del campo, ya que las lluvias, no mojan el suelo del lugar desde 2020. Las vigiñas vacías y los pozos casi secos dan cuenta de la situación. Los tanques que las familias tienen para la cosecha de agua, también están vacíos y en el sector hay grifos de agua potable que no funcionan desde hace siete años.

Algunos optan por comprar agua de Oruro y Toledo, ya que la llegada de algunas cisternas, no abastece a todas las comunidades de la provincia Saucarí.